Ha muerto en Marbella Maya Swarovski, la cara pública de la famosa firma de cristalería

0
409

Por publicaciones internacionales( Argentina y Austria) se ha conocido que hace una semana ha fallecido en Marbella, a los 82 años, Maya Swarovski, la cara pública de la legendaria familia del negocio mundial de la cristalería. Tras vivir en los años 90 en Argentina, terminó viviendo en Marbella. Pero desde aquí alternaba destinos con sus casas en Palm Beach( EEUU), Wattens( Austria) y San Martin de los Andes( Argentina). Como la define un periódico “era una ciudadana del mundo”.
No se han dado datos sobre su muerte, pero hacía ya tiempo que había desaparecido de las revistas y fiestas. La salud le flaqueó y padecía Alzheimer.
Los cristales Swarovski son parte hace décadas del mundo exclusivo y de los mejores eventos.
La empresaria siempre se destacó por su distinción y vida de lujo. Luego de un divorcio algo conflictivo, Maya se casó con uno de los descendientes de la familia austríaca, Gernot Langes Swarovski, bisnieto del fundador del imperio. Con él tuvo dos hijos: Diana y Marcus. De su boda anterior ya tenía a Michael.
Maya Swarovski murió el 1º de octubre, a los 82 años en Marbella. Sus hijos escribieron una esquela en la que hacen que su madre esboce una suerte de despedida: “Mi vida terminó. Mi vida corazón latió por última vez. El Señor se ha llevado mi alma al cielo. Recuerda: seré la rosa que huele o ves. Seré la melodía de tu canción favorita. Seré ritmo cuando tu bailes. O, simplemente seré tu estrella en el cielo. Seca tus lágrimas, sonríe… Descanso en paz. Hasta el día que nos veamos otra vez. Con amor. Maya”.
Los restos de la empresaria fueron cremados la semana pasada. En su última voluntad, la mujer dejó constancia de qué hacer con sus restos. Según trascendió en los medios internacionales, la familia va a respetar en los próximos días sus deseos: ella quería que parte de sus cenizas se esparcieran en Wattens, Austria, cerca de donde descansan los otros miembros de su familia y la ciudad en que la empresa familiar tiene su sede principal. La otra mitad será arrojada en su estancia Las Mil Rosas, en San Martín de los Andes, Argentina.

Añadir comentario