Hallada en Estepona una placa decorada con motivos cristianos de 1.500 años de antigüedad

0
91

El concejal adscrito a la delegación de Patrimonio Histórico, José María Guerrero, ha anunciado el descubrimiento, en el municipio, de una placa decorada con motivos cristianos, de 1.500 años de antigüedad. Se trata, ha dicho, de “la primera placa de estas características que aparece en el litoral malagueño, y podría haber pertenecido a un edificio de culto cristiano”.
Este importante hallazgo se ha producido durante los trabajos arqueológicos desarrollados por el Ayuntamiento, con ocasión de la renovación de las calles del Casco Histórico, y ha tenido lugar en la calle Pozo de los Palos. En concreto, se trata de una placa cerámica decorada con diversos motivos cristianos, fechada hacia el siglo V o VI d. C., con forma rectangular, de 20 centímetros de anchura, 25 de altura y 4,5 de grosor, y 2 kilos de peso, que se ha conservado casi completa, si bien se encuentra muy erosionada, ya que fue nuevamente aprovechada como material de acarreo en la construcción de un muro muy posterior.
La decoración de la placa se realizó a molde, y el motivo central consiste en un crismón, el anagrama de Cristo, formado por las letras griegas Ji y Ro. El crismón está flanqueado por las letras griegas Alfa y Omega, que aluden a las palabras de Cristo: “Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin” (Apocalipsis 22, 13). El conjunto está enmarcado por una estructura arquitectónica consistente en sendas columnas con basas y capiteles que sostendrían un arco de medio punto, que no se ha conservado.
La interpretación de estas placas fechadas hacia el siglo V o VI después de Cristo las relaciona con edificios de culto cristiano, donde se dispondrían entre las vigas del techo, con la decoración hacia abajo, o bien en frisos corridos en las paredes de estos edificios.
Según el edil, se trata de la primera placa con decoración cristiana aparecida en la costa malagueña, habiéndose encontrado una muy parecida en la vecina localidad gaditana de San Roque, en el yacimiento de Barbésula, junto al río Guadiaro. Son muy frecuentes en la zona de Ronda, añade, aunque están representadas por todo el interior de Andalucía y, en el norte de África, en la zona del actual Túnez.
La pieza, actualmente en proceso de restauración, será ubicada en las vitrinas del Museo Arqueológico Municipal en fechas próximas.
Durante las obras de esta céntrica calle han aparecido, también, otros elementos interesantes de épocas posteriores como agujas, dedales, monedas o canicas. Además, se han hallado vestigios de antiguos hornos que eran utilizados en la época para la fabricación de cerámica.