El Hospital Costa del Sol organiza caminatas junto con la AECC bajo la premisa de que el ejercicio físico moderado es beneficioso para el paciente con cáncer

0
1539

El Hospital Costa del Sol ha puesto en marcha junto a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) el proyecto denominado ‘Ponte en marcha’. Esta actividad, incluida en el convenio suscrito entre ambas entidades ‘Caminamos contigo’, consiste en la organización de caminatas semanales bajo la premisa de que el deporte moderado es muy beneficioso para los pacientes con cáncer, antes, durante y después del tratamiento. Este proyecto está liderado por la auxiliar de enfermería del área de Oncología del Hospital, Tamara Rivera, y coordinado con el programa de voluntariado de la AECC del que también esta profesional forma parte.
Hasta la fecha ya se han celebrado dos caminatas con gran éxito de acogida que se han iniciado a las 10.30 horas. En concreto, se han llevado a cabo por el paseo marítimo de Fuengirola y en ellas han participado un total de 22 personas, entre pacientes, familiares y amigos. En total, estos trayectos han sido de unos tres kilómetros y unos 50 minutos y se han desarrollado de forma distendida. Los participantes han tenido ocasión de compartir y disfrutar del deporte al aire libre y de experiencias de otras personas que están pasando por su misma situación. En este sentido, la caminata ha sido calificada como “muy positiva” por asistentes y organizadores.

Las rutas ser irán modificando a demanda de los propios participantes. Esta iniciativa, en palabras de Tamara Rivera, se ha convertido “una terapia grupal en la que pacientes y familiares han podido intercambiar estados de ánimo, experiencias, etc”. De hecho, esta experiencia ha sido tan gratificante que ha dado lugar a que algunos participantes lleven a cabo este ejercicio a diario, de forma agrupada y entre ellos mismos con independencia de las caminatas.

Tamara Rivera ha explicado que esta actividad surgió “ante la demanda de los pacientes que estaban recibiendo tratamiento de quimioterapia o radioterapia de medidas para paliar los efectos secundarios”. A partir de esta solicitud, esta profesional –amante también del deporte- solicitó a los oncólogos información sobre la relación entre estos tratamientos y la actividad deportiva moderada. La respuesta por parte de los facultativos del área fue que, efectivamente, es beneficiosa para esos pacientes: disminuye el riesgo de cáncer y la posibilidad de que se reproduzca, reduce los síntomas por los efectos secundarios durante el tratamiento; mejora la movilidad y el equilibrio general, también la calidad del sueño y disminuye el nivel de ansiedad, depresión, estrés y fatiga. Todas estas afirmaciones están también avaladas por diferentes estudios científicos.

A este respecto, el director del área de Oncología y responsable de la unidad de Investigación del hospital, Antonio Rueda, ha afirmado que “este tipo de ejercicio previene la aparición de los tumores más frecuentes en nuestra zona, por ejemplo, los de colon y mama”. Asimismo ha destacado los efectos beneficiosos durante el tratamiento puesto que, señala, “una masa muscular adecuada hace que se tolere mejor, que no se abandone y que se puedan administrar las dosis adecuadas prescritas y, por tanto, que se mejoren las tasas curación y superviviencia”. Después del tratamiento también previene las recidivas, sobre todo, en determinados tipos de cánceres como el de mama (el ejercicio moderado reduce el riesgo de recaer en un 10%).

El ejercicio físico moderado es el equivalente a cuatro horas semanales, por ejemplo, de caminata intensa –aquélla que entrecorta un poco la respiración-; natación, zumba, fitness, etc.

Desde la organización se anima a todas aquellas personas que se encuentren pasando por esta situación a participar en estas actividades. Para ello, es necesario inscribirse contactando con la AECC a través del teléfono: 952479657.