Importante victoria del Trocadero Marbella Rugby Club en el campo del Olímpico Pozuelo( 37-49)

0
450

Festival de ensayos en el campo del Valle de las Cañas, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), en el partido correspondiente a la decimoquinta jornada del campeonato de liga de la División de Honor B – Grupo C, que han disputado el Olímpico de Pozuelo y el Trocadero Marbella. Un total de trece ensayos, con seis para los locales y siete para los visitantes. Y que al final se ha decantado para los intereses del equipo costasoleño( 37-49).
Pero no empezaron nada bien las cosas para los marbelleros. Ya, desde el día antes, comenzaban las complicaciones, cuando el jugador Alan Sarco tuvo que ser hospitalizado, con un problema de trombosis en una pierna. De este modo, la expedición a Madrid viajó con un hombre menos, ante la imposibilidad de tener un reemplazo en su posición. Tampoco es que el partido tuviera un inicio mejor. Nada mas comenzar, a los tres minutos, los visitantes habian encajado un primer ensayo. Tardaron diez minutos en reaccionar los de Salva Almeida, hasta que Roger Radermacher consiguió inaugurar el marcador marbellí, con un ensayo sin transformar. Poco duró el empate. Cuatro minutos más tarde, volvían a adelantarse los madrileños. Nada de lo que ponían en practica los visitantes les salía. Y en defensa les faltaba la consistencia de otros partidos. Así, llegaron otros dos ensayos, uno transformado. Apenas media hora de partido y el luminoso registraba un inquietante e inesperado 22 a 5, para los locales. Para acuciar aún más los males del equipo, en el 34 se quedaban con uno menos, por una expulsión temporal. Poco antes, también Manu Paniagua tuvo que ser sustituido, por un fuerte golpe, que afortunadamente, solo quedo en eso. No obstante, en esos minutos hasta llegar al descanso, Lupi Rinero se encargó, primero de interceptar un mal pase contrario y anotar bajo palos, con su consiguiente transformación. Y culminar con un golpe de castigo convertido, antes de irse a la caseta y habiendo reducido la desventaja, a tiro de ensayo, 22 a 15.
La segunda mitad comenzó igual. Aún, con un hombre menos y logrando un ensayo, a cargo de Jorge Rodríguez y transformado por Rinero, para empatar el partido (22 – 22). Pero, el partido estaba loco y era de locos. Apenas unos minutos y los madrileños volvían a ponerse por delante, con un ensayo sin transformar (27 – 22). Aunque los marbelleros, ya en el descanso, se habían conjurado para no dejar escapar este partido. Se notaba una mejor disposición en el campo, en el juego y aún mejor, actitud de equipo. Esto se reflejó en el marcador. Primero fue Lupi con la conversión de un golpe de castigo (27 – 25). Para seguir con tres ensayos, en apenas diez minutos, a cargo de Andu, Chuqui y Kike, más un transformación de Lupi y ponerse por delante 27 a 42.
A falta de quince minutos, parecía roto el partido y decantado para los visitantes. Nada mas lejos de la realidad. Los de Pozuelo necesitaban la victoria, no cejaron en su empeño y lograban acercarse en el marcador, 37 a 42, con un ensayo transformado y la conversión de un golpe de castigo. Menos de cinco minutos para el final del partido, nuevamente con un hombre menos por otro sin bin y se temía otra remontada en contra, como la del partido de Cáceres. Pero, no sería en esta ocasión. Chris Beagley se encargó de despejar dudas en el ultimo minuto, con un ensayo y la transformación de Lupi, para acabar ganado el encuentro por 37 a 49.
Meritoria victoria del cuadro marbellí, con punto bonus incluido, aunque no le sirve para subir puestos, si que le posibilita reducir distancias con cuarto y quinto, que se encuentran a tan solo seis puntos. La próxima semana, derbi regional, con la visita al Unión Rugby Almería.

**Fotos de Calippo