Indiscutible victoria del Málaga (3-0) ante el Cordoba y suma 5 de 5

0
155

El Málaga CF se impuso al Córdoba CF, en La Rosaleda, en la 5ª jornada de LaLiga 1|2|3. Los goles de Adrián, Hicham y Ricca sellaron un diáfano triunfo blanquiazul.

Gran ambiente en Martiricos( casi 20.000 espectadores) para un bonito duelo de rivalidad autonómica, con una afición malaguista volcada con su equipo y un nutrido grupo de seguidores cordobesistas dando color a la grada visitante. Sobre el tapete, Muñiz introdujo diez cambios en su once en relación al pasado encuentro de Copa ante el Almería, repitiendo únicamente Hicham en la alineación.

Muy pronto mostró el Málaga su poderío atacante. Ontiveros, tras un zig-zag marca de la casa, estrelló un balón en el palo en el 11’. Fue el preludio del primer gol. Saque de banda made in Luis Hernández, prolongación aérea con asistencia incluida de Blanco Leschuk y cabezazo a las mallas de Adrián (1-0, 15’). Tras el tanto blanquiazul, el control del juego seguía perteneciendo al conjunto de Muñiz, mientras el Córdoba buscaba encontrar su sitio en el partido.

En los últimos compases del primer tiempo se agigantó la figura de N’Diaye, imponente en la zona ancha. Y, antes del descanso, el segundo. Harper pelea con fe un balón por la izquierda, la pone para Leschuk, que remata a bocajarro, despeja el meta rival e Hicham cabecea a la red (2-0, 39’). El joven marroquí, ‘tocado’ físicamente, salió del césped justo después entrando en su lugar Juankar (42’).

Con el marcador en franquía para el Málaga arrancó la segunda mitad. En el 56’, falta que bota Ontiveros y Leschuk, inabordable para los visitantes por alto, cabecea fuera por poco. La conexión entre el marbellí y el argentino, cómo no, casi propicia el tercer tanto en el 61’. El ariete, imponente, asistió a un Juankar que no pudo rematar bien al segundo palo (66’). Hasta el 67’ no inquietó el Córdoba el portal de Munir, que desvió un tiro lejano de Aguado.

La afición disfrutaba, hacía la ola y vitoreaba a los suyos sin cesar. Y, en ese clima festivo, Ontiveros saca una falta que el capitán Fede Ricca, tras un rechace defensivo, convierte en gol con un zurdazo seco dentro del área (3-0, 72’). Solidez atrás y eficacia arriba, reflejo perfecto del sello que Muñiz ha imprimido al equipo en tiempo récord. En el 81’, ovación de gala para el canterano Harper, que salía del campo entrando Koné (debutante en Liga).

En el 84’ cabalgada impresionante de Leschuk, que pudo redondear su gran partido con otro gol. Y en el 89’, más aplausos para un cambio muy malagueño: Pacheco, en su estreno en La Rosaleda como local, suplió a Ontiveros. El pitido final confirmó el quinto triunfo de la temporada, en otros tantos partidos, para un Málaga CF líder indiscutible de LaLiga 1|2|3.