IU desvela las razones de la “moción/traición”en Marbella: “despilfarro, dedazo, retroceso social y urbanismo a la carta”

0
157

Izquierda Unida desvela algunas de las razones y motivos por los que hace un año PP y OSP promovieron la moción de censura que descabalgó a su formación de un gobierno municipal “nacido con vocación transformadora” y no descarta que existan más razones ocultas “que se irán conociendo de aquí a los próximos meses”.

El concejal portavoz de IU, Miguel Díaz señala que el actual es “un ayuntamiento movido por los intereses particulares, una moción de censura movida por las ansias de poder que nos lleva a una ciudad menos democrática, menos participativa, más insolidaria, menos sostenible, más clientelar y que refleja el interés por el negocio, ya sea a través del urbanismo o de privatizaciones, por encima de una defensa del interés general”.

Díaz apunta que “el Partido Popular es un partido que necesita estar en el gobierno para servirse del gobierno, y servir con él sus intereses particulares, y eso es lo que está haciendo en Marbella. Y, o lo hacía en el ecuador de los dos años o se le perdía, y lo aprovecharon con la colaboración necesaria de OSP”.

De esta manera Izquierda Unida centra las razones de la “moción/traición” en diferentes aspectos troncales para la transformación de la ciudad de Marbella como “desguazar los servicios públicos y hacer negocio con ellos entregándolos a empresas privadas o contratar más cargos de confianza, hasta 11, en la Tenencia de Alcaldía de San Pedro y sumir a San Pedro en el caos, para clausurar a su vez las Tenencias de Las Chapas y Nueva Andalucía”.

El portavoz de la formación apunta que “Marbella esté instalada en el despilfarro y las privatizaciones, y que así sea menos democrática y transparente, menos sostenible y más insolidaria y clientelar con, por ejemplo, el dedazo en el reparto de los fondos públicos de todos y que frena la igualdad real entre mujeres y hombres”.

“Alterar las lindes y entregar a Benahavís 170.000 metros cuadrados de Marbella y volver al urbanismo a la carta en favor de los intereses particulares” es otra de las razones que esgrime IU, a la que añade “ampliar el número de cargos de confianza y subirles los sueldos al nivel del presidente del Gobierno, percibiendo hasta 70.800 euros anuales para crear un ayuntamiento paralelo fuera de los técnicos municipales, con el ejemplo más sonrojante por gastar el triple en dos directoras generales de Cultura y Patrimonio que perciben entre las dos 141.600 euros anuales y que, pese a ello, el patrimonio esté amenazado y se dañe una fuente de cuatro siglos por un proyecto municipal.”.

Díaz incide en que Marbella continúa “sumida en las mismas carencias estratégicas: colapso en la autovía, paralización del Hospital Costa del Sol, proyectos de espigones mal formulados y nuevos centros educativos y de enseñanza bloqueados, pese al desfile de ministros y ministras que ha lucido el PP en estos último meses”.

Del mismo modo, el portavoz de IU abunda en la “vuelta a la opacidad del gobierno popular incumpliendo los indicadores de Transparencia Internacional y eliminando el Plan Estratégico, así como desmantelando los presupuestos participativos”.

“Regresa el PP y regresan las talas a Marbella, a la esquilmación del patrimonio verde de nuestros espacios públicos urbanos”, concluye Díaz.

“¿Una moción/traición para esto?”, inquiere el concejal portavoz de IU.

-Derechos sociales y caos organizativo

Por su parte, la concejala viceportavoz, Victoria Morales, incide en un aspecto “fundamental que muestran el retroceso democrático e insolidario del gobierno de PP y OSP como es la justicia social”.

Morales apunta a que “Hoy Marbella es menos solidaria y tiene menos mecanismos para la justicia social. Los derechos sociales son gestionados sin proyecto. A impulsos. Están a merced de los réditos del trabajo del gobierno anterior. Un ejemplo es el Centro de Atención Inmediata para las personas sin techo, que tanto nos criticaron y ahora exhiben como “su” medida Estrella”.

“En cuanto a los cambios que introdujimos para el aumento de las ayudas económicas a familias, la atención a personas en trámite de desahucio o la accesibilidad universal, están estancados. Eso, cuando no han sufrido recortes y cambios de criterios que perjudican a quienes más los necesitan, como la merma en el servicio de intermediación hipotecaria”, denuncia Morales, quien señala que además “hay menos participación e interlocución con los colectivos sociales y, eso sí, se han apresurado en desmontar el reparto justo de las subvenciones. Desde nuestro gobierno las aumentamos y garantizamos que se diesen con criterios objetivos y evaluables, según criterios técnicos. Igualdad de condiciones y transparencia. Pero PP y OSP vuelven a repartir el dinero público a su antojo, a dedo, mediante convenios nominativos. Un modelo para el clientelismo, cargado de agravios. Destaca en negativo el convenio a ‘Despertar Sin Violencia’, asociación que difunde noticias en favor de los condenados por la sentencia de ‘La Manada’ y que PP y OSP empecinadamente mantienen.

Morales critica que “el Plan de Igualad no tenga recursos” mientras en la calle el movimiento feminista hace historia y se abre paso de forma transformadora, el Plan Municipal de Igualdad que aprobamos desde el anterior gobierno, con medidas necesarias como eliminar la brecha salarial, tan marcada en el caso de las limpiadoras a tiempo parcial, está paralizado porque, y es respuesta literal del gobierno “no se han presupuesto partidas económicas” para su desarrollo”.