IU Marbella denuncia el impacto urbanístico que sufre el entorno del río Guadaiza

0
185

Izquierda Unida ha organizado este domingo 24 de septiembre una ruta senderista al cauce del Guadaiza con el objetivo de denunciar el impacto urbanístico que padece esta zona protegida y la del arroyo Benabola, así como dar a conocer el valor natural de la misma.

“El cauce del Guadaiza está amenazado y el daño está hecho, un ecosistema protegido por distintas figuras europeas y sobre el que la presión urbanística está impactando de manera terminante, a punto de alcanzar un punto de no retorno que lo haría irrecuperable. Desde Izquierda Unida creemos que el conocimiento es el mejor método de sensibilización y la sensibilización el primer paso para impulsar la defensa del patrimonio natural, de ahí lo necesario de estas actividades”, apunta el coordinador local de IU, Miguel Díaz.

La ruta senderista ha partidos a las diez de la mañana desde a Fuente del Herrojo, en la Urbanización Lomas de la Quinta del término municipal de Benahavís y consistido en un recorrido circular de 6 kilómetros.

Izquierda Unida denunció hace 11 meses las obras de la urbanización Real de la Quinta, que inciden sobre los cauces del arroto Benabola y el Guadaiza, reiteró esta misma denuncia junto a colectivos ecologistas en el mes de junio y “en ese periodo de tiempo las obras de construcción y urbanización del Real de La Quinta han continuado de manera inexorable, provocando un daño irreversible en los cauces de ambos ríos”, apunta Díaz, quien señala que “el puente construido sobre este último en el Paraje del Herrojo es el máximo exponente de este avance”.

“Una zona protegida, incluida en la Red Natura 2000 y catalogada como ZEC (Zona de Especial Conservación), sobre la que pesa una primera de-nuncia de Izquierda Unida en septiembre de 2017 y una segunda de un particular, en la que se reitera al Seprona dependiente de la Comandancia de la Guardia Civil en Málaga la realización de un informe de averigua-ción, y en la que, pese a todo, se ha continuado la urbanización mientras se procedía a esa investigación sin que se paralice la obra”, critica Díaz.

“Esta acción urbanística, la lentitud de la Fiscalía y la inacción de las ad-ministraciones implicadas hace que Marbella regrese a su época más oscu-ra de la política del urbanismo consumado.

Además del daño medioambiental, IU abunda en la denuncia sobre el pro-pio proyecto en septiembre de 2017, que contempla la construcción sobre 2 millones de m2 de 2.000 viviendas, hotel, restaurantes, campo de golf y zona comercial y de ocio, de los cuales, pese a tener licencia de Be-nahavís, 40.000 m2 se están construyendo en el término municipal de Marbella, “masificando y sobrecargando sus infraestructuras”.

En su voluntad por proteger este entorno y dar a conocer los valores na-turales del mismo, Izquierda unida organizó el 25 de junio de 2018 una jornada que bajo el título “Salvemos el Guadaiza” reunió a los expertos Javier Martos, Portavoz de la Plataforma Sierra Bermeja Parque Nacional, con Óscar Gavira, biólogo y experto en el pez fraile y en los endemismos del Río Guadaiza, y José Luis Casado Bellagarza, historiador especialista en la colonia de San Pedro Alcántara que detallaron la importancia ecoló-gica e histórica de la zona.

Añadir comentario