IU Marbella presenta alegaciones para “ofrecer garantías” para resolver los problemas de las playas de San Pedro

0
110

Izquierda Unida se fija con las alegaciones presentadas al plan de estabilización de las playas San Pedro “lograr el mejor proyecto posible y que se ejecute en el menor tiempo posible”. Las alegaciones de IU se basan en un argumento central: “el proyecto actual no da garantías que se solucionen los problemas de las playas de San Pedro”.

Un espigón menos y más aportes de arena

El concejal portavoz de la formación, Miguel Díaz, señala que “este proyecto de estabilización de las playas, que afecta a un tramo de litoral de 3,5 km desde la desembocadura del Rio Guadaiza al río Guadalmina, se inicia en 2014 con el estudio de 5 alternativas diferentes. En el año 2015 se opta por una de las posibilidades presentadas, la más barata de todas ellas, y el Ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, no se pronunció sobre ella en ningún momento ni hubo exposición pública, ninguna posibilidad para los ciudadanos de participar en el momento inicial del desarrollo del proyecto, no ha sido hasta ahora cuando lo hemos conocido, como en 2015 se nos privó de la posibilidad de presentar alegaciones, ha sido ahora en 2018 cuando hemos tenido que presentarlas”.

“Se apuesta por un proyecto que reduce un espigón con respecto al comprometido por el ministerio. Nos habían presentado un proyecto con 6 espigones y ahora solo aparecen 5. Justamente el que falta es el central de las playas de San Pedro, toda la zona central, entre el Alabardero y el Ancla se queda sin espigones, esto nos lleva, según los datos del propio informe técnico, a que será necesario un aporte de arena de hasta 200.000 metros cúbicos anuales”, apunta Díaz.

El edil de IU se pregunta, “¿es este proyectos el más idóneo si no soluciona los problemas de estabilización y tampoco acaba con la necesidad de hacer aportes de arena de ingentes cantidades cada año?”. Este es el sentido de las alegaciones presentadas al Ministerio, que los técnicos lo estudien y se corrija si es necesario el proyecto para que se ciña a lo que es más necesario para nuestro municipio.

Espigones transitables

El proyecto presentado cierra además la puerta a la posibilidad de construir espigones transitables, y en este sentido se muestra contundente al reflejar en este extracto literal de informe que “el diseño de los espigones a la cota de 1,50 metros por tanto obliga a que estos sean obras marítimas no transitables peatonalmente, y por tanto, no deberán habilitarse en un futuro obras de paso o acceso peatonal consolidadas que así lo permitan” y en sus conclusiones vuelve a señalar que “las obras marítimas que se diseñan en ningún caso serán peatonalmente transitables”.

Se esperan cotas de inundación para un periodo de retorno de unos 50 años con horizonte marco 2040 en torno a 4 metros en el entorno de la desembocadura del río Guadalmina y 4,70 metros justo en el comienzo del paseo marítimo de San Pedro en el extremo de poniente.

“Situación que va en contra de una importante demanda ciudadana que existe en todo el municipio y si aquí en San Pedro marca esa negativa, coloca a Marbella en la antesala de lo que va a ocurrir”, apunta Díaz, quien señala que “por eso creemos que este es el momento de abrir el debate y de que se tenga en cuenta esa opinión”.

IU defiende que se ha presentado una alegación en ese sentido para que “se mantenga como prioritario el poder tener esos espigones transitables como un atractivo más para la ciudadanía”.

Estudio de impacto ambiental

IU considera que es necesario someter a un estudio de Impacto Ambiental ordinario con exposición al público esta 1ª fase del proyecto de estabilización y adecuación del borde litoral entre los ríos Guadalmina y Guadaiza del T.M. de Marbella, que obligue al promotor y al constructor a medidas de preservación ambiental rigurosas y concretas, ya que no se puede dejar al “ojo” del constructor, que durante las obras, realice las inspecciones de control, para reducir estos impactos.

Y es que en 2015, en la primera evaluación ambiental simplificada, “sorprendentemente” se concluye, que no es necesario tramitar la evaluación de impacto ambiental a este proyecto, prevista en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, ya que se asegura que no va a producir impactos adversos significativos al litoral sampedreño. Y aunque sí se señala que el hecho de retirar los bolos y dejar una playa sin presencia de éstos, no se ha analizado con suficiente detalle. Del mismo modo, tampoco se concreta el método de evacuación de los bolos sumergidos, así como el impacto sobre la playa y no se realizó una valoración económica de dicho procedimiento.

El proyecto tampoco contempla el retranqueo de todo el saneamiento costero, ni proyectos como el de la senda litoral que venía incluido en el inicio, o las mejoras en la recogida de pluviales, que en época de temporales provocan escorrentías en la desembocadura de los ríos que entran con gran violencia a la playa, descarnándola y provocando gran erosión en las mismas.

“Por eso es tan importante realizar un proyecto integral”, apunta Díaz, “porque podemos tener al estabilización, pero si no se contempla con estas otras medidas volveremos a tener los mismos problemas y no culminaremos este proyecto con éxito”.

Afán constructivo

Para IU este es el motor de las alegaciones, el “afán constructivo”, porque en palabras de Miguel Díaz “queremos que haya garantías de que realmente se solucionen los problemas de las playas de San Pedro y este proyecto no nos las da, que haya garantías de que cada año no haya que hacer grandes aportes de arena porque podríamos encontrarnos en una situación de tener espigones y tener el mismo realizar ingentes aportes de arena, que haya garantías para que se pueda permitir el tránsito por los mismos y, por último, que haya garantías de protección ambiental en un entorno de alto valor natural donde hay dos desembocaduras de ríos declaradas de alto interés comunitario”.

Valoración política

“Nada es más falso. Izquierda Unida ni bloquea ni retrasa nada. Izquierda unida presenta alegaciones por responsabilidad, porque busca la solución más adecuada para las playas de San Pedro Alcántara, y precisamente, quizá la irresponsabilidad y el que pone las trabas sean los grupos del equipo de gobierno, que dudamos mucho se hayan leído este proyecto, porque el proyecto no es el mismo que inicialmente se planteaba”, apunta Díaz.

“Cabe recordar también que el gobierno del PP no incluyó ni un solo céntimo para la estabilización de las playas de Marbella en los Presupuestos Generales del Estado, ni un céntimo. La falta de fondos en los PGE elaborados por el PP, eso sí que bloquea el proyecto”, recuerda el edil.

“Hemos escuchado declaraciones en pleno del señor Piña diciendo que no estaba de acuerdo con el proyecto pero que se hiciera aunque fuera mal, que luego ya se cambiaría sobre la marcha. Los proyectos no se cambian nunca y en Marbella tenemos muchos ejemplos. Lo que se hace mal, termina mal y continúa mal”, subraya el concejal portavoz de IU.

Desde la formación se señala que “queremos un proyecto que se haga con paso firme, raudo, pero seguro, con garantías, eso es exactamente lo que estamos pidiendo. Y si el ministerio se toma como prioridad este asunto no tiene por qué retrasarse para nada”.

“Las alegaciones son una fase más en la garantía de un proyecto, un derecho dentro de los procedimientos de participación que tiene la administración pública”, incide Díaz.

“Si hay alguien que manipula y miente es el gobierno de PP y OSP, que quizá por un interés electoral quieran tener las máquinas en marcha antes de las elecciones de 2019 aunque el proyecto sea dañino para el litoral. Nosotros no estaremos en eso, estaremos del lado de la conciencia, de la responsabilidad, de la defensa del medio ambiente, de la defensa de una propuesta efectiva”, concluye Díaz.