IU quiere que los presupuestos participativos vinculantes sean una realidad en Marbella en 2017

0
82

Para ello, trasladará a pleno municipal una moción que en la que se solicitará que sea la ciudadanía la que decida sobre el destino de un porcentaje de las inversiones municipales y diseñará desde Participación Ciudadana la organización, comunicación y debate necesario para concretar las propuestas de asociaciones y vecinos y vecinas

“Queremos que los presupuestos participativos vinculantes sean una realidad en 2017. Porque debe ser un derecho de la ciudadanía la posibilidad de toma de decisiones en el reparto de los fondos públicos, mediante la acción concreta.”, ha señalado el Coordinador Local de IULV-CA, Miguel Díaz.

“La participación ciudadana es un principio básico que debe guiar la acción del gobierno municipal, en consonancia con lo señalado en el Reglamento Municipal de Participación Ciudadana, el Plan de Gobierno Abierto, el Código de Buen Gobierno -que actualmente se halla en tramitación administrativa- y haciéndonos eco de la amplia demanda social existente en la actualidad”, ha explicado Díaz.

“Democracia del gasto, democracia de la inversión pública. Los Presupuestos Participativos constituyen una apuesta innovadora de cogestión pública ciudadana que propugna como principio básico la democracia participativa para la planificación comunitaria de los recursos públicos municipales”, ha señalado Díaz.

Por su parte, Victoria Morales, Secretaria Local de Acción Política de IULV-CA, ha incidido sobre la trascendencia social de la moción: “Los presupuestos participativos son una herramienta útil para el empoderamiento económico, político, social y cultural de la ciudadanía, en particular de los sectores más excluidos. En el marco actual de crisis económica, en el que urge adaptar y priorizar las necesidades, los procesos de presupuestos participativos son, además, una oportunidad para la organización social y para los sectores más afectados por dicha crisis, fortaleciendo el papel del municipalismo en este contexto de cambio. Queremos que la vecindad, que conoce las necesidades cotidianas de sus barrios y de la ciudad, decida cómo se distribuyen los recursos disponibles, siendo conscientes de que estos son limitados”.

En el año 1996 la Asamblea Mundial de Ciudades y Autoridades Locales, celebrada en Estambul en el seno del Encuentro Internacional de Hábitat II de la ONU, incluyó en su declaración final la recomendación de la aplicación de los presupuestos participativos calificándolos como “buena práctica de gestión urbana”. Igualmente, el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de 2002 fue dedicado expresamente a valorar el estado de la democracia, haciendo mención especial a las experiencias de los presupuestos participativos como procedimiento básico encaminado a mejorar el desarrollo humano en el sentido más amplio.

La Red Estatal por los Presupuestos Participativos fija los principios fundamentales para que un proceso de presupuestos participativos pueda obtener tal catalogación, son fundamentalmente: la existencia de un proceso deliberativo previo a la toma de decisiones, criterios de inclusión y justicia social, mecanismos de seguimiento de los acuerdos y rendición de cuentas. Así como tres principios básicos: universalidad (una persona, un voto); autorreglamentación (los participantes acuerdan las normas del proceso participativo) y carácter vinculante (la Corporación asume el resultado del debate y votación de la ciudadanía).

RESUMEN MOCIONES:

1. Implementar de forma previa a la elaboración del proyecto anual de presupuestos municipales un proceso de Presupuestos Participativos en base a los principios de vinculación, autorreglamentación y universalidad para decidir el destino de un porcentaje representativo de las inversiones del presupuesto municipal, comenzando a partir del ejercicio de 2017.
2. Comprometer parte del presupuesto de la Delegación de Participación Ciudadana a la finalidad de iniciar durante el presente 2016 el proceso de diseño, organización, comunicación y debate necesario para concretar las propuestas de las asociaciones de todo tipo y la ciudadanía en general de cara a la concreción presupuestaria para 2017.