El Joven Valor Gastromía 2017 aspira a permanecer como chef en Estados Unidos

0
417

El Joven Valor Gastromía 2017, Antonio David Bernal Frost, ya aspira a permanecer como chef en el restaurante japonés Zuma de Nueva York, donde realiza sus prácticas como cocinero gracias a la beca remunerada Chef Training US que obtuvo como premio. Antonio David asegura que la experiencia que está adquiriendo en Estados Unidos es “espectacular”, se manifiesta “muy contento” y afirma que está aprendiendo “muchísimo”. “Me gustaría quedarme”, indica. El joven estudiante de la Escuela Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga, resultó ganador el año pasado del prestigioso galardón Gastromía Benahavís Jóvenes Valores, organizado por el Ayuntamiento de Benahavís y Daily Tourist Marbella. Unos premios que tienen como objetivo poner el valor la maestría gastronómica alcanzada por cocineros y bodegueros malagueños y destacar la importancia de la formación.
“Aquí la cocina varía mucho”, ha afirmado Antonio David, quien ya asegura haberse acostumbrado a medir los fogones en grados Fahrenheit en lugar de Celsius, que se emplean más habitualmente en Europa. “La organización del restaurante no se basa en un jefe de cocina y un segundo, se basa en un jefe ejecutivo, un subjefe ejecutivo y luego varios subjefes”, explica. En cuanto a los horarios, son muy organizados. “Intentan que no sobrepases las cuarenta horas. Si tu horario es de seis, descansas una. Y si sobrepasas las horas, te pagan más”, señala. “Luego te pagan semanalmente”, añade. Nuestro joven cocinero malagueño en Nueva York asegura conocer ya la ciudad norteamericana y haberse habituado a viajar en metro cada día para acudir a su puesto de trabajo.
“Suelo estar de diez de la mañana a cuatro de la tarde”, indica. “Y cada día hacemos una especie de comida familiar todos los trabajadores”. Una experiencia, la de esta joven promesa malagueña que se consolida allende los mares, que impulsa a la firma Gastromía a continuar trabajando en unos galardones que fomentan la cultura gastronómica malagueña y andaluza, impulsan la formación y promueven la creación de empleo.