Jóvenes de Benahavis participaron en los programas de emprendimiento e innovación social en La Noria

0
377

El centro de innovación social de la Diputación de Málaga, La Noria, ha celebrado el programa formativo ‘Innovation Game Weekend’ con la participación de 215 jóvenes de diez municipios de la provincia.

‘Innovación Game Weekend’, además de promover habilidades asociadas a la innovación y el emprendimiento social, ha sido diseñado para fomentar valores democráticos, pensamientos críticos sobre la violencia en la sociedad o factores de igualdad de género, además de reflexionar sobre la integración de personas en riesgo de exclusión social o inmigración, entre otros. Para ello se ha desarrollado un programa de actividades basadas en juegos de equipo.

El programa se ha desarrollado entre los meses de octubre y diciembre, donde 215 jóvenes procedentes de Almargen, Bobadilla, Mollina, Algarrobo, Jubrique, Periana, Pizarra, Montejaque, Istán y Benahavís han disfrutado de diversas actividades durante un fin de semana en las instalaciones de La Noria y en sus municipios.

La vicepresidenta y diputada de Igualdad e Innovación Social, Ana Mata, ha explicado que “se trata de educación experiencial, a través de ‘Innovation Game Weekend’ se ha planteado una serie de soluciones de forma lúdica y dinámica que permitirá fomentar la cultura emprendedora y la innovación social”.

Compuesto por un primer bloque de actividades entre las que se incluyen Room Escape, Business y Social Cards, y un torneo de PS3, los participantes han fomentado la cultura emprendedora obteniendo como resultado distintas ideas y proyectos socialmente responsables. Por último, para promover los valores democráticos se ha celebrado el Cineforum y Gymkhana. La metodología mixta desarrollada ha combinado los juegos y dinámicas con pequeñas píldoras formativas relacionadas con lo experimentado durante las sesiones.

Entre las actividades enmarcadas en la Gymkhana se ha realizado una eliminatoria de fútbol sala con un balón oficial de la liga de invidentes gracias a la colaboración de O.N.C.E., de forma que los participantes han tomado conciencia de lo que significa padecer una discapacidad, careciendo de uno de sus sentidos por completo.

“Mediante las herramientas que se han proporcionado, los participantes pueden seguir desarrollando sus competencias e incluso generar proyectos potencialmente viables para estudiar sus posibilidades en un mercado cada día más necesario y creciente”, ha matizado Mata.