La Costa del Sol ya suma 70 alojamientos y restaurantes con el distintivo de Singularidad Turística

0
163

La Diputación de Málaga ha concedido esta mañana el distintivo de Singularidad Turística a 10 nuevos alojamientos y establecimientos de restauración de la provincia, sumando así un total de 70 con este reconocimiento. Se trata de un distintivo que otorga la institución provincial a aquellos emprendedores que aportan un rasgo cualitativo al destino turístico con el objetivo de “promocionar y fomentar los alojamientos y establecimientos de restauración, especialmente los del interior de la provincia que cuenten con un atractivo especial”, tal como ha expresado Marina Bravo, diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, en el acto de entrega del distintivo a las nuevas incorporaciones.
De los diez nuevos establecimientos que se suman a esta red, siete de ellos son alojamientos: Albergue Los Molinos (Ronda), Cortijo El Puntal (Teba), Casa Las Titas (Vélez-Málaga), Casa El Molino del Panadero (Jimera de Líbar), Hotel Boutique Casa Veracruz (Estepona), Casa El Molino de Aceite (Jubrique) y Casa María Muñoz (Jubrique).
En cuanto a los restaurantes que se han incluido son: Don Joaquín (Pizarra), Asador El Puerto (Caleta de Vélez) y Venta San Juan (Jubrique).
Así, de los 70 establecimientos de la provincia de Málaga que ostentan este reconocimiento que se actualiza cada año, 22 son alojamientos con restauración, otros 34 son alojamientos sin restauración y 14 son restaurantes o mesones. Todos pueden consultarse en el sitio web: www.malaga.es/turismo/establecimientos
Bravo ha explicado que como principal criterio para la obtención del distintivo se valora la idea de “entorno” como base de la sostentabilidad de la actividad turística. En este sentido, “se considera que la calidad de los alojamientos, además de estar tipificada en la normativa vigente, debe tener en cuenta criterios generales de armonía con el entorno social, cultural y medioambiental”, ha explicado la diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, quien ha añadido que la calidad del servicio debe tener en cuenta aspectos como la formación y cualificación específica de las personas dedicadas a la actividad turística”.
Los establecimientos que quieran obtener el distintivo “deben que destacar los valores históricos y tradicionales de la zona donde se ubiquen, como, por ejemplo, estar integrados y no significar un elemento que rompa el entorno donde se ubiquen, fomentar el respeto a los espacios naturales y recuperar y conservar el patrimonio histórico y su utilización para fines turísticos”, ha añadido Marina Bravo.
Estos reconocimientos casan con los principios de la Diputación de Málaga de aumentar los niveles de calidad en el turismo gracias a su apuesta por la excelencia y la profesionalidad de los empresarios que contribuyen a mantener el liderazgo turístico del destino, convirtiéndose en uno de los más innovadores, sostenibles y cosmopolitas de Europa.
Todo ello enmarcado dentro del Plan de Acción diseñado y ejecutado por Turismo Costa del Sol que permite continuar trabajando en el conocimiento y mejora de la reputación de la marca Costa del Sol, fomentar alianzas comerciales con los profesionales del sector turístico y trabajar la estrategia de segmentación para seguir avanzando en la gestión de la estacionalidad fidelizando a los visitantes con un producto a medida siempre con una política de destino enfocada a la sostenibilidad, económica, social, cultural y medio ambiental.