La Diputación de Málaga presentó un informe sobre el Brexit, turismo e industria agroalimentaria

0
281

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha apostado hoy por reforzar la relación económica con el Reino Unido a través de acciones que atraigan empresas y trabajadores de las islas británicas, así como un refuerzo del turismo y de las exportaciones agroalimentarias, de cara a afrontar la posible salida del país británico de la Unión Europea con la mayor certidumbre y estabilidad posible.
“Sea cual sea el desenlace del Brexit, queremos tratarlo con cuidado para intentar minimizar los posibles efectos negativos”, ha apuntado el presidente provincial, que, acompañado por la consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita del Cid, ha dado a conocer un estudio realizado por la Fundación Madeca que ofrece un diagnóstico de los principales indicadores económicos y sociales que marcan la relación entre la provincia y el Reino Unido.
La principal conclusión a la que llega el informe, según ha precisado Salado, es que parece que tuvo un efecto más negativo el resultado del referéndum que abocó al Brexit que la cercanía de la consecución del Brexit en sí; teoría avalada por la recuperación de los principales indicadores económicos a lo largo de 2019.
A nivel demográfico, el estudio destaca que en Málaga hay un total de 47.193 nacionales de Reino Unido, lo que supone un 2,8 por ciento del total y un 18,7 por ciento si se atiende al conjunto de la población extranjera. No obstante, supone un descenso respecto a las cifras de población de 2013, en las que había registrados más de 75.000 británicos en la provincia.
Sin embargo, este descenso arroja un perfil diferente del residente inglés, ya que desde 2016 ha aumentado en un 14,3 por ciento los afiliados a la Seguridad Social. En concreto, un total de 10.143 nacionales de Reino Unido en Málaga están afiliados a la Seguridad Social, de los cuales un 49 por ciento pertenecen al Régimen de Autónomos.
“La población británica que trabaja y cotiza en la provincia no deja de crecer, con o sin Brexit”, ha valorado Salado, que ha apostado por articular iniciativas que permitan la atracción de empresas e inversiones que incida en este aumento de la población trabajadora entre los residentes británicos.
En concreto, en cuanto al nivel de exportaciones, Málaga exportó en 2018 productos a Reino Unido por valor de 73 millones de euros. Hasta septiembre de 2019, el índice de exportación ha aumentado un 6,3 por ciento. “Es patente la tendencia positiva en los últimos meses”, ha valorado el presidente provincial, que ha detallado que el principal producto que se exporta, dentro de los frutos, es el aguacate; seguido del aceite de oliva, de las hortalizas y productos textiles.
En cuanto a las importaciones, la provincia importó productos de las islas británicas por un valor de 139 millones de euros, cifra que aumenta en un 5,8 por ciento en lo que va de 2019. “La balanza comercial, al menos sin tener en cuenta el turismo, es negativa para la provincia, por lo que es necesario reforzar nuestra industria agroalimentaria para aumentar el volumen de exportación”, ha propuesto Salado.
Precisamente, los mejores indicadores económicos los arroja el turismo, que corrige cualquier balanza comercial negativa. “Es en esta materia donde nuestra relación con las islas británicas tiene un mayor impacto”, ha adelantado el presidente de la Diputación de Málaga.
De esta forma, en 2018 llegaron a Málaga 2,87 millones de turistas británicos que generaron un impacto de 3.051 millones de euros. En 2019, hasta septiembre, llegaron a la provincia 2,37 millones de turistas procedentes de Reino Unido que ya han generado un impacto económico de 2.707 millones de euros.
“En el turismo reside la principal fortaleza del binomio Málaga Reino Unido, la dimensión que más debemos proteger durante el proceso de ejecución del Brexit”, ha recalcado el presidente provincial.

-Casi un 3% de la población de la provincia es británica
“Independientemente de la relación comercial y turística, el Brexit es una cuestión que nos ocupa y preocupa porque casi el 3 por ciento de la población de la provincia es británica. Desde la Diputación de Málaga estaremos muy pendientes de todo el proceso”, ha destacado Salado.
De hecho, hay hasta seis municipios en los que más de una quitan parte de la población es británica, como es el caso de La Viñuela (30,5% de población británica); Alcaucín (25%), Cómpeta (23,5%), Comares (23,4%), Sedella (22,8%) y Benahavís (21,9%).

-Campaña específica para el mercado británico
Por su parte, la consejera delegada de Turismo Costa del Sol ha anunciado que iniciarán en los próximos días una campaña digital con un presupuesto de 300.000 euros destinada al mercado británico, que se suma a los 175.000 euros que la empresa aporta a la campaña de invierno en colaboración con Turismo Andaluz.
Del Cid ha asegurado que no hay ningún dato que apunte una tendencia a la baja en el turismo británico en la provincia de Málaga. “Todos los indicadores son positivos, como reflejan las 846.000 plazas aéreas ofertadas hasta marzo; pero queremos estar preparados ante cualquier desafío que plantee el Brexit”, ha precisado la también vicepresidenta segunda de la Diputación.
Por último, Del Cid ha adelantado que el inicio de la campaña de primavera, en la que tendrá un peso específico el mercado británico se iniciará después de Semana Santa, puesto que según el criterio de la Asociación de Agentes de Viaje Británicos, los británicos dilatan más su decisión de compra o reserva vacaciones.
NOTA. Se adjunta el estudio.