La Diputación de Málaga se marca el reto de unir Nerja con Manilva en la Senda Litoral

0
109

El equipo de gobierno que lidera en la Diputación de Málaga Elías Bendodo( PP) se ha marcado como objetivo de este mandato terminar la Senda Litoral, el proyecto que unirá los 181 kilómetros de costa entre los dos extremos de la provincia -Nerja y Manilva- a través de caminos, paseos marítimos y veredas.

Así lo ha expresado el propio presidente de la Diputación a la agencia EUROPA PRESS: “el objetivo es que los 181 kilómetros que hay de Nerja a Manilva estén conectados antes de que termine 2019, de modo que cualquier malagueño o visitante pueda hacer ese trazado en bicicleta o andando sin ningún tipo de interrupción”.

Precisamente, el presupuesto para este año de la institución provincial contempla unos 3,5 millones de euros para 10 nuevas actuaciones en el trazado de la Senda Litoral. “En 2016 va a recibir un impulso económico muy importante”, ha manifestado.
Un proyecto que, tal y como ha resaltado Bendodo, “es de todos, de los ayuntamientos, de la Junta de Andalucía y del Gobierno, que dan los permisos, y de la Diputación, que invierte”.

Para el presidente de la entidad supramunicipal, “la Senda Litoral es un proyecto vivo, que está abierto a la ciudadanía y que se va ampliando a medida que se construyen nuevos tramos; es un nuevo recurso turístico y ambiental orientado a la generación de empleo y al fomento de la riqueza”.

TRABAJO CONJUNTO

Algo más del 50 por ciento del total del litoral malagueño ya está rehabilitado y en uso a través del trabajo conjunto de las distintas administraciones competentes: Diputación, Junta de Andalucía, Gobierno central, mancomunidades y 14 ayuntamientos. De este modo, los paseos marítimos y caminos, junto a las obras realizadas como pasarelas, superan ya los 95 kilómetros.

La Senda Litoral discurre por paseos marítimos y carriles bici y por caminos y pasarelas de madera y atraviesa playas y acantilados y parajes de excepcional valor natural que añaden un atractivo al recorrido. Entre otros recursos de carácter histórico, permite conocer de cerca las 42 torres almenaras contabilizadas a lo largo de la costa malagueña.