La Diputación dedicará 11,2 millones € para mantenimiento y seguridad vial de las carreteras provinciales hasta 2019

0
66

La Diputación de Málaga sacará a licitación este mes la contratación de las actuaciones de mantenimiento y de seguridad vial en las carreteras provinciales hasta 2019. El último pleno de la institución provincial, por unanimidad, dio luz verde a los pliegos de contratación correspondientes a estos dos “grandes proyectos” para los próximos cuatro años, que suman 11,2 millones de euros, y que permitirán disponer de carreteras en mejores condiciones y más seguras.

Así lo ha dado a conocer el vicepresidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, junto al diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré. Ambos han informado hoy sobre el contenido de las actuaciones que se desarrollarán en la red viaria provincial, que está formada por 118 vías que suman 860 kilómetros.

Asimismo, Salado ha recordado que este año se destinan nueve millones de euros a inversiones en estas carreteras y que actualmente se encuentra en licitación catorce actuaciones en 21 carreteras por un valor de 7.021.000 euros, así como en ejecución los tramos de Genalguacil hasta Estepona y el acceso al parque tecnoalimentario de Vélez Málaga desde Benamargosa, actuaciones valoradas en 1.100.000 euros.

El diputado de presidencia ha explicado la contratación plurianual del mantenimiento y de la seguridad vial de las carreteras permitirá dar plena continuidad a los trabajos y, por tanto, se podrán atender mejor las incidencias que se produzcan y las deficiencias que se detecten. Hasta ahora, la contratación de estos servicios se realizaba anualmente, con algunos meses en los que, debido a la necesaria tramitación administrativa, no se podía actuar salvo en los casos de emergencia o urgencia.

Por su parte, Oblaré ha recordado que la red provincial de carreteras, dependiente de la Diputación, está dividida en cuatro zonas de actuación: Axarquía, Norte-Antequera, Valle del Guadalhorce y Serranía de Ronda. Tanto para mantenimiento como para seguridad vial, se destinarán a cada una de esas zonas 2,8 millones de euros.

Mantenimiento

Los trabajos de mantenimiento de las carreteras hasta 2019, que saldrán a licitación por un importe global de 5,6 millones de euros, tienen como objetivo asegurar la vialidad de las vías con una atención permanente durante las 24 horas en previsión de daños, sobre todo en época invernal.

Esto incluye la conservación ordinaria, encaminada a retrasar los procesos de degradación que, por el uso y el paso del tiempo, se producen en las carreteras y que se concreta en limpieza de cunetas y obras de fábrica, bacheos, mantenimiento de taludes, inspecciones periódicas y sistemáticas de los elementos, desbroces de márgenes, reposición de señalización horizontal y vertical, reposición de barreras de seguridad y reposición de elementos complementarios de contención.

Así mismo, en cuanto a conservación extraordinaria, referida a mejoras en las carreteras que han agotado su vida útil o están próximas a agotarla, se incluyen actuaciones como refuerzos de firme, ensanches de plataformas, acondicionamiento de explanaciones, obras de fábrica y estructuras de contención.

El mantenimiento de la red viaria provincial incluye también la atención a emergencias durante 24 horas todos los días del año, restableciendo la circulación en situaciones de corte parcial o total de la carretera garantizando condiciones adecuadas de seguridad y fluidez. Ello supone la retirada de obstáculos de la calzada, la señalización de situaciones de peligro y cortes de tráfico.

Seguridad vial

El segundo proyecto está enfocado a la seguridad vial de las carreteras provinciales para los próximos cuatro años, y se licitará por 5,6 millones de euros. Ello supondrá el refuerzo y la adecuación de la señalización, tanto horizontal como vertical; la colocación de carteles informativos de las carreteras provinciales, balizas y defensas, con especial incidencia en la colocación de sistemas de protección de motoristas, así como actuaciones tendentes a disminuir el riesgo de accidentalidad en las carreteras.

Salado ha explicado que en 2015, las barreras de seguridad (biondas o guardarraíles) supusieron el 56% de la inversión que se destinó a seguridad vial, habiéndose instalado 29 kilómetros de barreras, de los cuales 11,8 kilómetros lo eran barreras con sistemas de protección de motoristas.

La Diputación se había comprometido, en las mesas de seguridad vial, a que un 30% de las barreras colocadas tuvieran sistemas de protección para motoristas. En 2015, se alcanzó el 41%.

“Nuestra competencia de conservación de carreteras ha dado un paso muy importante. En definitiva estamos comprometidos en la mejora de provincia de Málaga en todos sus ámbitos”, ha concluido Salado.

Por su parte, Oblaré ha afirmado que “lo importante es que al ser una inversión plurianual, estamos dando garantía de cobertura de la conservación, del mantenimiento y de la seguridad vial a la red de Diputación durante 4 años”.