La Diputación hace un nuevo llamamiento a los municipios para ofrecer residencia a los refugiados sirios‏

0
53

La Diputación de Málaga ha hecho un nuevo llamamiento a los municipios de la provincia, incluyendo a la iniciativa privada, para que hagan esfuerzo y brinden sus centros residenciales a las ONG con el fin de que sea evaluados y puestos a disposición para el acogimiento de familias sirias refugiadas. Pretendiendo, así, que un mínimo de 25 personas por municipio puedan permanecer al menos durante un año en los espacios cedidos.

Así lo ha dado a conocer la Vicepresidenta tercera de la Diputación, Ana Mata, tras mantener un nuevo encuentro de trabajo con Cruz Roja, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación Comité Católico de Migraciones (ACCEM), en la que han evaluado las disponibilidades de los centros de acogida puestos a disposición por los municipios de la provincia malagueña.

Ana Mata ha destacado la solidaridad expresada por parte de los medianos y pequeños municipios de la provincia, quienes desde los ayuntamientos mostraron su total disposición para colaborar con la Diputación y los colectivos especializados en la materia.

El recrudecimiento de las condiciones climatológicas en Centroeuropa, hace urgente la puesta en marcha de centros residenciales de acogida, pues la llegada de las personas refugiadas se precipitará en estas y otras zonas de la provincia, tal y como han comentado las organizaciones no gubernamentales implicadas.

Este encuentro forma parte del ciclo de reuniones que la Diputación está teniendo tanto con los consorcios como con las ONG, poniéndose a disposición como canal entre las entidades y los ayuntamientos para detectar las necesidades y precisar los recursos disponibles por parte de los consistorios. Y, de esta manera, tratar de coordinar las tareas y los servicios que tienen que prestar todos los municipios de la provincia.

En el último encuentro, un centenar de representantes municipales de 43 localidades de todas las comarcas, mantuvieron una reunión de coordinación con el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), Cruz Roja y la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones con el fin de recibir información sobre el proceso de acogida a familias de refugiados que lleguen a la provincia de Málaga.