La Diputación Provincial de Málaga logrará en 2018 saldar su deuda, que era de 280 millones en 2011

0
220

La Diputación de Málaga plantea en sus presupuestos para 2018 alcanzar el objetivo de la deuda cero con las entidades financieras y un importante incremento de las inversiones (un 14% más que las de este año). Estos son dos de los aspectos que más ha destacado el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, en la presentación de las cuentas para el año próximo junto al portavoz del grupo Ciudadanos en la institución provincial, Gonzalo Sichar.
Ambos han firmado un acuerdo entre el equipo de gobierno del PP y el grupo de Ciudadanos, que posibilitará la aprobación de los presupuestos de 2018 después de incluir 37 propuestas de la formación naranja cifradas en 17,5 millones de euros.
El presupuesto exclusivo de la Diputación ascenderá a 231 millones, en tanto que el consolidado será de 290 millones de euros e incluye también el Patronato de Recaudación, la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol y cinco consorcios (Agua, Residuos, Bomberos, Montes Alta Axarquía y Parque Maquinaria de Municipios de Nororma). De esta manera, el gasto medio anual será de 1.241 euros por habitante, teniendo en cuenta los 87 municipios más pequeños de la provincia, en los que la institución centra su labor.
Bendodo ha calificado de históricos los presupuestos para 2018 porque, por un lado, la saneada situación económica permite una política de gasto más expansiva, por ejemplo, con un notable incremento de las inversiones. Y, por otra parte, a finales de 2018, se logrará la deuda cero con las entidades financieras, objetivo marcado al inicio de esta corporación.
En este sentido, ha recordado que, en junio de 2011, cuando el PP llegó al gobierno de la institución provincial, la deuda total era de 280 millones: 220 millones de euros de deuda financiera, a los que había que sumar otro 50 millones de euros que se debía a los proveedores y 10 millones, a la Seguridad Social.
“Siete años después, conseguiremos saldar esa pesada losa con los bancos y el pago a los proveedores se realiza actualmente en una media de 12 días. Les pongo un ejemplo muy ilustrativo. En 2012, se pagaron al sector financiero 40 millones de euros mientras que en 2018 solo se abonarán 10 millones. Esto da una idea de lo que supondrá dejar de pagar a los bancos, permitiendo dedicar más dinero a gasto social e inversiones”, ha asegurado.
Elías Bendodo ha explicado que se ha intentado lograr el máximo consenso con todos los grupos políticos de la Diputación para sacar adelante las cuentas del año próximo. “Hemos mantenido contactos con todas las formaciones -ha añadido-, incorporando iniciativas que han planteado, aunque también debo aclarar que, en otros casos, las propuestas de PSOE, IU y Málaga Ahora han sido inviables técnica y económicamente”.

-Prioridad al gasto social
El presidente de la Diputación ha explicado que, como en años anteriores, los ejes prioritarios de las cuentas se centran en el refuerzo de las políticas de atención a la ciudadanía, con prioridad al gasto social, en el incremento de los planes para el desarrollo de los municipios y en el aumento de las inversiones.
Las delegaciones que conforman el área de Ciudadanía dispondrán de 94 millones de euros, de los que se dedicarán 66 millones de euros para gasto social. Ahí se incluyen acciones para favorecer la igualdad y para la lucha contra la violencia de género, para el apoyo a las familias con más dificultades, y para servicios sociales, dependencia y centros de atención especializada, así como cooperación internacional.
Igualmente, ha destacado que se potencia el fomento del empleo, con una dotación que superará los dos millones de euros y que contempla, además de los planes para universitarios y emprendedores, un nuevo plan para personas mayores de 30 años y parados de larga duración.
En cuanto al apoyo a los principales sectores productivos, los presupuestos contemplan 8,6 millones de euros para la planificación y la promoción turística, y 3,6 millones de euros para el sector agroalimentario, a través de la marca ‘Sabor a Málaga’, con ayudas de 1,5 millones para mejora de las empresas.
Por lo que respecta a la atención a los municipios, se contemplan transferencias por encima de los 45 millones de euros, sobre todo, para la mejora de sus equipamientos e infraestructuras y para el desarrollo de actividades.

-Inversiones
Bendodo ha resaltado que las inversiones superarán los 57 millones de euros, lo que supone un 14% más que las de este año y, por ejemplo, son el doble de las realizadas en 2011. El 70% de ese importe (40 millones) se dedicarán a los municipios y el resto (17 millones) se destinarán a inversión directa en patrimonio provincial.
En este sentido, destacan que en carreteras y mejora de la señalización para reforzar la seguridad vial se asignarán 9,3 millones de euros; para la adaptación de la plaza de toros como centro cultural y de ocio, dos millones de euros; para el Centro de Estudios Americanos Bernardo de Gálvez, 750.000 euros; y para las obras de reforma en el centro cultural María Victoria Atencia, en calle Ollerías, y en el edificio de calle Carretería, además de mejoras en centros de atención especializada, más de un millón de euros.
También se dedicarán dos millones de euros a proyectos para la continuación de la Senda Litoral y otros dos millones para que los ayuntamientos reutilicen edificios municipales actualmente en desuso. Igualmente, se destinarán 1,6 millones de euros a la rehabilitación de polígonos industriales; 2 millones, a la implantación de césped artificial en campos de fútbol municipales y un millón de euros para las depuradoras de Atajate y Jimera de Líbar.

-Propuestas de Ciudadanos
Por su parte, Gonzalo Sichar ha considerado que son “los mejores presupuestos realizados en esta corporación, realistas y que no han escatimado en actuaciones muy necesarias para la provincia”.
Sichar ha indicado que el acuerdo entre el equipo de gobierno y el grupo de Ciudadanos posibilita la inclusión en las cuentas del año próximo de actuaciones por un importe de 17,5 millones de euros, algunas de las cuales se financiarán con el remanente de tesorería de este año.
Las propuestas más destacadas de Ciudadanos en materia de medio ambiente han sido la construcción de las depuradoras de Atajate y Jimera de Líbar y el plan de mejora de infraestructuras hidráulicas.
En cuanto a apoyo a los municipios, destacan los 3,3 millones de euros que la Diputación asumirá para pagar las cuotas de los municipios menores de 5.000 habitantes por el tratamiento de residuos sólidos urbanos y por el Consorcio Provincial de Bomberos. Igualmente, se incluyen dos millones de euros para equipamiento de instalaciones e infraestructuras municipales y espacios recreativos.
En relación a empleo y desarrollo económico, se recoge un millón de euros para la dinamización económica y turística de los municipios, una cantidad similar para el plan primera oportunidad y 800.000 euros para la contratación de personas en desempleo mayores de 30 años.
También se dedicarán 800.000 euros para diversas iniciativas en materia de educación y cultura, con el fomento de la música clásica y los conciertos didácticos. Y en el ámbito de infraestructuras y servicios, destacan 800.000 euros para la mejora de la carretera entre Gibralgalia y la A-.357; 575.000 euros para cooperación internacional y 100.000 euros para reforzar la seguridad de los ciclistas en las carreteras de la red provincial.