La Fundación Arboretum inaugura el Primer Refugio POLEN en la Clínica Buchinger Wilhelmi

0
511
.

La Fundación Arboretum y la clínica Buchinger Wilhelmi inauguraban, en los jardines de la clínica, el primer Refugio POLEN. En el acto estuvieron presentes los directores de la Clínica, Katharina Roher-Zaiser y Víctor Wilhelmi y el fundador de Arboretum, y coordinador de POLEN, Alejandro Orioli. Todos expresaron su satisfacción por llevar a cabo este proyecto conjunto consistente en el cambio de un espacio de jardinería ornamental por un paisajismo sostenible y ecológico. El objetivo es generar un lugar seguro donde los polinizadores como abejas, avispas, mariposas y escarabajos puedan alimentarse y reproducirse. Este es el primero de muchos otros espacios que la Clínica, en colaboración con la Fundación, dedicarán a este proyecto.
El proyecto conjunto para la creación del Refugio POLEN comenzaba a principios de año. Técnicos de la Fundación Arboretum, en coordinación con el personal de la Clínica se encargaban de hacerlo de la forma correcta. La elección de los treinta metros cuadrados que ocupa el Refugio ha sido determinante, ya que para asegurar el éxito era imprescindible una buena orientación, iluminación y que tuviera protección frente al viento para, no sólo asegurar el alimento a los polinizadores, sino la protección a los polinizadores a la hora de depositar sus huevos y poder multiplicarse.
Para Víctor Wilhelmi, director de la Buchinger Wilhelmi, son muchos los beneficios y la trascendencia de esta iniciativa:“La clínica sirve para renaturalizar la gente. Lo hacemos a través de procesos autocurativos del cuerpo y el acceso a una nutrición buena y sana y, como las semillas y su cuidado dan un buen fruto, creemos que las abejas en el proceso tienen un rol importante. Queríamos ayudar a la Fundación y concienciar a la gente en este aspecto y animarla también a que, dentro de sus jardines la gente no sólo plante plantas bonitas, si no también útiles para la diseminación de una variedad ecológica a través de las abejas”, expresaba.
La colaboración de la Clínica Buchinger Wilhelmi con la Fundación existe desde hace diez años. Este nuevo proyecto conjunto es el resultado del compromiso de la Clínica con el medio ambiente. Así expresaba Alejandro Orioli su satisfacción: “Estamos felices con la colaboración. Son un ejemplo para otras empresas e instituciones locales, que podrían tener una jardinería no sólo pensada en la estética y sí más en una jardinería ecológica, en la que se prioriza el cuidado de la vida y de todos los seres que convivimos en pos de tener un ecosistema sano y resiliente. Esperamos sea visto como un ejemplo para otras empresas e instituciones”.
Este es el primero de los espacios destinados a este proyecto que próximamente contará con otros: “Haremos otros pequeños espacios guardianes. Esta idea nos gustaría que se hiciera también en colegios de Marbella. Para ello no sólo necesitamos el apoyo del AMPA del centro, si no también del Ayuntamiento porque los colegios necesitan otro tipo de atenciones y cuidados. Son espacios más pequeños y educativos para los alumnos donde pueden aprender sobre las necesidades biológicas que tienen estos ecosistemas. Hay que recordar que el 78% del alimento mundial depende la de polinización de insectos en forma natural como abejas, avispas, mariposas y escarabajos”, exponía Alejandro Orioli, fundador de Arboretum y responsable de POLEN.
La iniciativa, que forma parte del proyecto POLEN de la Fundación que continuará con la creación de otros Refugios o espacios menores, siempre orientados a la creación de espacios de seguridad y abundancia para polinizadores invertebrados.

–Sobre POLEN
Polen es un santuario para polinizadores, enfocado en 24 variedades de flores silvestres melíferas de nuestra bioregión, adaptadas a las condiciones de baja precipitación (secano), un lugar donde estos polinizadores, abejas, avispas, mariposas y escarabajos, tengan un espacio seguro de comida y refugio.
Abundancia y biodiversidad, dos patrones de la naturaleza, se hallan aquí representados en este jardín enmarcado en nuestro Parque Arboretum, rodeado de huertos ecológicos y bosque de frutales.
Un lugar desde donde venerar a los polinizadores, como una pieza clave de nuestro ecosistema y en particular en nuestra alimentación. Que trabajan en silencio para promover la vida en este planeta.
Polen es un lugar sagrado, donde plantas nativas ofrecen refugio y alimento a los polinizadores, belleza y abundancia a todos los que lo visitan.

–Sobre la Buchinger y la sostenibilidad
“En Buchinger Wilhelmi nos sentimos especialmente comprometidos con nuestra propia iniciativa para la gestión de los recursos naturales. Al fin y al cabo, estos recursos constituyen la base de nuestras vidas y debemos utilizarlos conscientemente.
La actuación sostenible está en nuestro ADN desde hace mucho tiempo: apoyamos diversos proyectos de ayuda; en nuestras clínicas utilizamos los alimentos de forma muy consciente y enseñamos a muchas personas a llevar un estilo de vida saludable y compatible tanto con los seres vivos como con el planeta. En Buchinger Wilhelmi, los valores sociales se practican no solo en el trato con nuestros pacientes, sino también, por supuesto, con nuestros colaboradores. Los promovemos continuamente y hacemos todo lo posible para garantizar una relación laboral armoniosa. En resumen, para nosotros es importante actuar de forma responsable con el medioambiente y la sociedad, y nos gustaría inspirar a otras personas para que sigan también nuestros pasos. Los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de Naciones Unidas nos ofrecen una herramienta excelente para aproximarnos a nuestra meta: hacer visible y aplicar la sostenibilidad. Como empresa familiar nos sentimos responsables de colaborar activamente en el diseño del futuro y por ello utilizamos como orientación los objetivos de desarrollo sostenible.”