La higiene bucal y la visita al dentista son necesarias

0
243

La buena higiene bucal no consiste solamente en el uso correcto del cepillo de dientes, ni en cepillarse los dientes tres veces al día, o en el uso del enjuague bucal. La rutinaria visita al dentista también forma parte de los pasos que debes seguir para una correcta higiene bucal.

Para tener una boca con un aspecto y olor saludable, debe seguirse una buena higiene bucal, lo que significa que los dientes deben estar limpios y sin restos de alimentos. Por otra parte, si las encías no tienen un color rosado, duelen o si sangran durante el cepillado o durante la utilización del hilo dental, no hay una correcta higiene.
Pasos básicos para una buena higiene bucal
Para hablar y comer apropiadamente, hay que disfrutar de una buena salud bucal, para lo que tus dientes y encías deben estar sanos y, en general, esto proporciona bienestar.

La práctica diaria del cepillado y el uso frecuente del hilo dental, previenen posteriores problemas dolorosos y caros productos de los tratamientos que conlleva una infección que se ha dejado agravar por el descuido en el cuidado diario de tu boca.

Por todo ello, los pasos básicos son:

Cepíllese, al menos dos veces al día, en profundidad y después de cada cepillado, retirar los posibles restos de alimentos que persistan con el hilo dental.
Debe mantenerse una dieta equilibrada y tratar de evitar la ingesta entre comidas.
Intenta que los productos que utilizas para tu higiene bucal (crema dentífrica, enjuague bucal, hilo dental, etc.) contengan flúor.
En la medida de lo posible, asegúrate de que tus hijos menores de 12 años beban agua fluorada, o en todo caso, si el agua de tu zona no lo contiene, suministra suplementos que lo estén.

Deben seguirse estos simples pasos para conservar una correcta higiene bucal, lo que permite reducir el desarrollo de caries, las enfermedades de las encías y otros problemas dentales; sin dejar de realizar la visita regular al dentista.

La higiene bucal, como el resto de la higiene personal, ha estado siempre ligada a la buena salud general. Así que, además de los pasos que debes seguir, ya indicados, también es fundamental incorporar a tu rutina la regular visita al dentista.
Razones para visitar al dentista
Seguro que lo primero que ha llegado a tu mente en este puntos es, ¿y a cual visito? Puedes visitar a un dentista en Salamanca , de Burgos, de Asturias, el que tu quieras, ya que los hay muy profesionales, y que puedes visitar en cualquier clínica dental de Salamanca .

La razón fundamental de visitar al dentista con regularidad es la de prevenir problemas, que como dicen los propios dentistas, se pagan a los cincuenta o sesenta años, por lo que es importante asumir el hábito de ir al dentista, como mínimo una vez al año. Cuanto más joven se coja el hábito, mejor.

No es lo usual que se tome ese hábito, pero puede pasar que, en lugar de una visita anual, debido a los problemas que encuentre el dentista en tu boca, puede hacer que tu visita sea aún más frecuente.

Pero si tienes la costumbre de visitar al dentista, realmente deberías ir a su consulta cada ocho o diez meses, si disfrutas de una boca sana. Esto con la intención de hacerte una limpieza dental, que te permite mantener una higiene bucal completa, eliminando restos de placa, para prevenir enfermedades periodontales.
¿Sabes cuál es la labor del dentista?
La labor del dentista, además de cuidar la salud de tu boca, tus dientes y tus encías; es la de prevenir los problemas dentales, entre los que podemos mencionar, los más conocidos como caries, gingivitis y los problemas periodontales.

Este profesional utiliza varios métodos y técnicas, además de tratamientos. Entre ellos están los estudios bucodentales, los tratamientos personalizados según la dentadura de cada paciente y los consejos para cuidar dientes y encías.

Además de lo básico ya expuesto, el dentista también realiza tratamientos de de ortodoncia que, al contrario de lo que se escucha normalmente, más que un tema estético también es un tema sobre la salud bucal, ya que con el tratamiento adecuado se obtendrá la correcta posición de las piezas dentales.

Estos tratamientos consisten en la colocación de brackets. Estos, en la actualidad, pueden ser brackets de zafiro o brackets de cerámica , la elección será una cuestión económica y de gustos. Aunque la diferencia significativa es que los de zafiro son completamente transparentes.

Existe una serie de controles y normas con las que cuenta este profesional, que está supervisado, en su trabajo, por el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos.

¿Qué es una enfermedad periodontal?
Ya que te lo hemos mencionado varias veces en este artículo, se trata de de una infección en las encías, el tejido que sostiene tu dentadura y mantiene los dientes en su lugar.

En líneas generales, se produce por realizar el cepillado y el uso del hilo dental de forma inadecuada, lo que trae como consecuencia la creación de la placa dental.

La placa es una capa, algo pegajosa, compuesta por bacterias que se acumulan en los dientes para después endurecerse. Esta enfermedad tiene varias consecuencias si no se trata a tiempo. Causa dolor y sangrado en las encías en el momento de cepillarte, o dolor al masticar, y puede llegar a provocar la pérdida progresiva de los dientes.

La frecuente vista a tu dentista de confianza te permitirá, además de una agradable y saludable sonrisa, eliminar las manchas que los alimentos como el café y las bebidas gasificadas provocan en nuestra dentadura, lo que permitirá que recuperes el blanco de tus piezas dentales.