La Policía redujo en Marbella a un hombre atrincherado en su casa y que tomó como rehén a su compañero de piso

0
128
.

Según informa el DIARIO SUR un hombre ha sido detenido en Marbella tras atrincherarse dentro de su casa con su compañero de piso, al que tomó como rehén a punta de cuchillo y lo mantuvo secuestrado durante horas. Un negociador de la Policía logró que entregara el arma, lo que permitió a los agentes acceder al piso y arrestarlo sin que hubiese que lamentar heridos.

El detenido, de nacionalidad española, reside en la calle Guadalajara, en San Pedro Alcántara. Sus vecinos, que lo conocen de toda la vida, aseguran que antes se ganaba la vida como repartidor de butano, pero que la muerte de su madre hace ya unos años, le afectó mucho y empezó a tener un comportamiento conflictivo.

En las últimas semanas, tanto la Policía Local como la Nacional habían acudido en varias ocasiones a la zona para atender llamadas de vecinos que informaban de que les había lanzado piedras o había tirado alguna maceta desde su vivienda.

Este jueves 6 de junio, a primera hora de la mañana, hubo un requerimiento de este tipo, por lo que la comisaría de Marbella movilizó varias patrullas para que acudieran al lugar. En esa primera intervención, los agentes trataron de reducirlo, pero no lo lograron.

Entonces el hombre se atrincheró dentro de la vivienda armado con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y tomando como rehén a su compañero de piso. Los rumores entre el vecindario apuntaban a que lo había apuñalado, extremo que pronto se descartó.

En el vecindario se vivieron momentos de gran tensión, ya que el hombre se negaba a salir ni tampoco permitía entrar a los agentes. El despliegue fue impresionante, con policías apostados en los alrededores del edificio y también en la azotea, incluido un dron para controlar las posibles vías de salida del inmueble con el fin de evitar una huida.

El secuestro se prolongó durante toda la mañana, hasta que, gracias a la intervención de un negociador de la Policía Nacional, el hombre permitió entrar a los agentes y entregó el arma con la que había amenazado al rehén y al vecindario. Sobre las 13.45 horas, la víctima salió, visiblemente alterada, entre vítores y aplausos de los residentes.

Dejar respuesta