La UE establece octubre como plazo límite para cumplir el Calendario Brexit

0
124

La Unión Europea ha fijado octubre como plazo límite para cerrar un acuerdo sobre el Brexit y cumplir con el calendario previsto para la salida del Reino Unido de la UE, un objetivo que los Veintiocho formalizarían en una cumbre en noviembre, según ha afirmado este jueves el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“El momento de la verdad para las negociaciones del ‘brexit’ será el Consejo Europeo de octubre. En octubre esperamos el máximo avance y resultado en las negociaciones del ‘brexit’”, dijo Tusk en una rueda de prensa al término de una cumbre informal de líderes europeos en Salzburgo (Austria).

El plan de la primera ministra de Reino Unido sobre el divorcio con Bruselas “no funcionará”, ha declarado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras finalizar el Consejo Europeo celebrado este jueves en Salzburgo. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha tachado la propuesta de Downing Street de “inaceptable” y ha lanzado un mensaje a los demás socios: “Aquellos que explican que podemos vivir fácilmente sin Europa, que todo va a estar bien, y que va a traer un montón de dinero a casa son unos mentirosos”, ha dicho. Además, “casi una unanimidad” de Estados agitan ahora la polémica y apuestan por la necesidad de que Reino Unido vote el divorcio con la UE en un segundo referéndum, según avanzó el primer ministro maltés, Joseph Muscat, a la cadena británica BBC.

Por su parte, la Primera Ministra Británica, Theresa May se niega a ceder ante las presiones que está recibiendo para prolongar el tiempo de salida de su país de la Unión Europea, prevista para el 29 de marzo de 2019.

“Todos reconocemos que el tiempo apremia pero extender o retrasar estas negociaciones no es una opción”, dijo la “premier” durante su discurso en la cena de trabajo que los jefes de Gobierno de los aun 28 celebraron en Salzburgo. May mantendrá este jueves dos cruciales reuniones con el presidente de Irlanda, Leo Varadkar, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk pero avisó: “La idea de que yo pueda estar de acuerdo con una separación legal entre dos territorios aduaneros en Reino Unido no es creíble”.

Las prioridades sostenidas por May durante la cumbre son tres: : mantener los lazos económicos, asegurar que las promesas realizadas a Irlanda del Norte se mantienen y que las relaciones de seguridad y defensa para hacer frente a amenazas comunes a ambos lados del Canal de la Mancha no se vean afectadas por el Brexit. Aunque se rumorea que en esta jornada Reino Unido pondrá sobre la mesa nuevas ideas para efectuar controles fronterizos en Irlanda que desbloqueen el diálogo.

Si Bruselas no cierra un acuerdo con Londres habrá un Brexit duro mal que le pese a ambas partes. La sugerencia de que se retrasase la fecha de salida vino del primer ministro escocés Nicola Sturgeon y May aprovechó la ocasión que le brindaban para aumentar la presión del lado europeo de la mesa de negociaciones que teme las consecuencias de una salida no pactada del Reino Unido de un mercado común en el que lleva insertado décadas.


–Sánchez también confía en que se llegue a un acuerdo en octubre

El presidente, Pedro Sánchez, ha mostrado su confianza en que España y Reino Unido consigan cerrar en octubre un acuerdo sobre Gibraltar en el marco de la salida de Londres del bloque comunitario.

En este sentido ha manifestado su esperanza en que “podamos llegar en octubre a un acuerdo con Reino Unido en esta cuestión de Gibraltar”, ha manifestado el presidente en una rueda de prensa este jueves tras participar en la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Salzburgo en Austria.

Sánchez se ha demostrado su optimismo de cara a estas conversaciones entre el Gobierno y Gibraltar, aunque ha indicado que quedan algunas cuestiones aún por cerrar, como la cooperación en materia judicial y policial y en materia medioambiental, fiscal y sobre el comercio de tabaco, entre otras cuestiones.

En cualquier caso, ha remarcado que el planteamiento de su Gobierno sobre este asunto sigue la línea “coherente” planteada por el Ejecutivo anterior porque la de Gibraltar es una cuestión “de Estado”.