La ULB anuncia la dimisión de su director deportivo, Francisco Javier Vidal

0
184

Desde la Junta Directiva de la ULB han comunicado que, en el día de ayer, Francisco Javier Vidal Pérez, renunció a continuar como miembro de la Junta Directiva, renunciando a sus cargos de Vicepresidente y Director Deportivo del club de La Línea. Dicha renuncia es motivada únicamente por la necesidad de poder centrase en las nuevas responsabilidades que a partir del próximo día 15 asumirá y que le hacen imposible, por falta material de tiempo el continuar con sus actuales cargos en nuestra entidad. Vidal apunta como nuevo concejal de Deportes del Ayuntamiento de La Línea, al que concurrió por el partido La Lína 100 x 100.
En la nota dice “Desde la Junta directiva, le deseamos a Javier la mejor de las suertes en su nueva etapa, y nos gustaría agradecer públicamente, su constante dedicación al club durante estos casi 20 años, club del que fue fundador y pieza vital en su desarrollo. Esa dedicación, ilusión y esfuerzo continuado por hacer cada día más grande a la ULB, ha tenido su premio, claro ejemplo de ello es la recompensa que este mismo año estamos recogiendo en forma de títulos. Gracias por todo lo que has aportado al club”.
La Junta Directiva abordará en una próxima reunión la reorganización de la parcela deportiva de la entidad.
A continuación, reproducimos el escrito de despedida de Francisco Javier Vidal, nos ha hecho llegar y que nos gustaría brindar a toda la familia de la ULB:

“Hola a todos/as:

En el día de hoy he presentado a la presidenta del club, escrito de renuncia de mis responsabilidades en el club, como director deportivo y directivo, mi club de toda la vida.

Esta renuncia, como algunos conocéis se debe fundamentalmente a que partir del próximo día 15, mi vida va a cambiar un ¨pelín¨, ese día pasare a formar parte como concejal del equipo de gobierno de mi ciudad. Esto y como he comentado en más de una ocasión a mis amigos, que desde hace tiempo venía madurando el ir dejando alguna de las responsabilidades en el club poco a poco, pues tras casi 20 años, considero que es necesario un relevo generacional en la entidad, me llevan a tomar esta decisión.

En fin, lo cierto es que a partir del día 14, dejaré de hacer lo que he venido haciendo desde que hace muchos años en los que junto a mi hermano Jesús y mi amigo el ¨Fanta¨ decidimos montar un Club de Baloncesto en la Ciudad.

Desde entonces he vivido pensando en la ULB y por la ULB, en cómo hacer mejor y mejor a nuestro club y que nuestra ciudad se sintiera orgullosa de su club de Baloncesto. En todos estos años he adaptado y condicionado mi vida y la de mi familia a partidos, entrenamientos, torneos, etc. Han sido años muy bonitos y muy intensos, en los que he disfrutado de muchas vivencias y vivido experiencias que solo el Baloncesto te puede dar, en los que he visto cómo íbamos a un Campeonato de España representando a Andalucía y he disfrutado del ascenso a EBA y de ver a mi club, un club de cantera, en esa liga.

Todo esto ha sido posible gracias a mucha gente, (directivos, entrenadores, jugadores etc.) que en las diferentes etapas vividas en el club han trabajado por este club, colaborando para engrandecer este proyecto, gracias a ellos el tren ha seguido y seguirá funcionando, además cada vez mejor. Gracias a Felicidad Tripiana, Juan Carlos Collado, Carolina Amusco, Miguel Ángel Ortega, Antonio Corral, Manuel de Sola, Sergio Gil, Silvia Pozo, Miguel Ortega, Juanjo Puertas, M. Ángel Moreno, etc. así como a todos los actuales miembros de la actual directiva, y de otras directivas que se me hayan pasado. Y como no, a todos los entrenadores que han pasado por el club en estos años y a los jugadores que he tenido la suerte de poder entrenar.

En todos estos años para mí ha sido vital el apoyo, la ayuda y compresión de Ana, que desde que éramos novios entendió que estaba un poco loco por esto del Baloncesto y siempre, algunas veces con alguna ¨bronquilla¨ me ha apoyado en esta locura. Ella ha sido pieza fundamental para que yo pudiera dedicarme a mi pasión y sin ese apoyo hubiese sido imposible estar tantos años al frente de este proyecto, además de ser una continua trabajadora en la sombra por su club.

Asimismo, quisiera agradecer a mi hija María su apoyo, desde que era casi un bebe se le fue metiendo este gusanillo del baloncesto y la ULB en el cuerpo y siempre cuando la cosa se torcía con la madre, salía en mi apoyo. Ella tiene casi la misma edad del club y los dos han ido creciendo a la vez y juntos, ha sido muy bonito vivirlo. Gracias a las dos. En estos años he tenido la suerte de poder compartir esta afición con mi hermano y disfrutar de como casi todos los miembros de mi familia han pasado por el club como jugadores.

Ahora toca cerrar esta etapa y se me brinda la oportunidad de trabajar por el deporte de mi ciudad, desde otras funciones, el club pasa a un segundo plano en el día a día, pero intentare poder seguir colaborando en lo que pueda con él y sobre todo ojalá cuando me asiente un poco en esta nueva responsabilidad, pueda volver a hacer lo que más me gusta y desde hace años no puedo hacer, que es entrenar, solo entrenar.

Para mí es un día triste, por lo que dejo e ilusionante por lo que llega. Me despido del club al que he dedicado gran parte de mi vida. Un club que he visto nacer de la nada y crecer día a día hasta convertirse en lo que hoy en día es, uno de los mayores clubes de Baloncesto de nuestra provincia.

El resumen, fácil, ha merecido mucho la pena y he sido muy feliz en el club.

¡ULB…..ULB…..ULB…..ULB!

Francisco Javier Vidal Pérez”

Añadir comentario