La Unidad de Neumología del Hospital Costa del Sol ha organizado una nueva edición de ‘Aula Respira’

0
135

La unidad de Neumología del Hospital Costa del Sol (Marbella) ha organizado la tercera edición de ‘Aula Respira’, dedicada a pacientes y cuidadores con enfermedades respiratorias. Se trata de un espacio de formación e intercambio, entre los especialistas y los pacientes con este tipo de patologías que surge con el propósito de informar, orientar y resolver dudas sobre su enfermedad y cómo ésta afecta a su calidad de vida.

Este tercer taller, en el que han intervenido 12 personas entre pacientes y cuidadores, ha sido impartido por la neumóloga encargada del área del sueño, Pilar Cuéllar y Juan Antonio Piña, responsable asistencial regional de la empresa que ofrece el servicio de terapias respiratorias domiciliarias en el hospital.
‘Aula Respira’ es una iniciativa de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica que, en coordinación con el Hospital Costa del Sol, ofrece la posibilidad de dar respuestas a las necesidades de información de los pacientes, especialmente de los crónicos, implicándose también en temas de prevención y de terapias prolongadas. En este sentido, el contenido que se imparte en estos talleres incluye apoyo al cuidador, continuidad en el tratamiento etc.

El tema que se trató fue el Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS), su tratamiento a través de los dispositivos de presión positiva continua en la vía aérea (conocidos como CPAP) e información de gran utilidad para facilitar la adherencia al tratamiento, pues el 30% de los pacientes con SAHS no lo cumple correctamente.

El Síndrome de Apnea de Sueño, o SAHS se caracteriza por episodios repetidos de paradas de la respiración mientras se duerme que provocan una importante alteración en la estructura del sueño. Estas pausas respiratorias o apneas conllevan una bajada de los niveles de oxígeno en sangre y en otros órganos denominadas hipoxias. Las hipoxias se han relacionado con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, la trombosis cerebral, la angina de pecho o el infarto de miocardio y más recientemente con una mayor incidencia de cáncer. Se ha demostrado también su asociación con el deterioro en la calidad de vida, así como causa de accidentes de tráfico.

Con una prevalencia de entre el 4% y el 9% de la población, el Síndrome de la Apnea del Sueño, es por sí mismo un problema grave de salud que adquiere aún más relevancia ahora que diversos estudios realizados por investigadores de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) muestran que está asociado a las patologías mencionadas.

Sin embargo, la apnea del sueño tiene un tratamiento que si bien no es curativo sí es muy eficaz para la calidad del sueño del paciente, para evitar enfermedades asociadas y sobre todo que permite al paciente recuperar su calidad de vida”, explica José Joaquín Cebrián, responsable de la unidad Neumología del hospital, “ la aplicación de presión continua en la vía respiratoria a través de una mascarilla durante las horas de sueño, lo que conocemos como CPAP, es el tratamiento de elección para la mayoría de pacientes con SAHS”.

No obstante, siendo eficaz, seguro, sencillo y válido para entre el 70 y el 80% de los pacientes, el tratamiento con CPAP, incorpora un “elemento extraño” en una actividad cotidiana como es dormir. La adaptación a los dispositivos, al flujo de aire y a las mascarillas del paciente desde el inicio del tratamiento es fundamental. Si esto no se produce, el uso del CPAP puede generar molestias que terminan por reducir la adherencia o incluso el abandono del tratamiento, y por tanto, un retorno a las consecuencias negativas para la calidad de vida y la salud del paciente con apnea del sueño.

Dormir con este aparato no es fácil, debido a la incomodidad, el ruido y las molestias secundarias que se pueden producir como conjuntivitis, sequedad nasal o irritación cutánea. Por eso es necesario que durante el periodo de acoplamiento el paciente y su cuidador reciban apoyo del equipo médico-enfermera, que se sientan informados y acompañados. En este taller, se ofrecerán soluciones a estas molestias para que, en poco tiempo, puedan mejorar su calidad de vida de forma considerable.

La unidad didáctica que se ha ofrecido se denomina ‘Apnea, ronco y tengo sueño. Adherencia al tratamiento con CPAP’, auspiciada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, impulsora de las Aulas Respira. Ha tenido un carácter eminentemente práctico y a través de videos testimoniales se ha tratado de explicar mejor tanto a los pacientes como a sus cuidadores cómo afecta esta enfermedad en la vida cotidiana y cómo este tratamiento mejora rápidamente los síntomas. Se han desarrollado en un formato y con materiales orientados a impulsar la participación de los pacientes, para que expresen sus inquietudes y dudas. Se trata de materiales atractivos, fáciles y comprensibles.

Durante esta sesión se ha propiciado la presencia del cuidador, para que pueda también participar con los propios pacientes, compartiendo sus testimonios y estableciendo un foro de intercambio de experiencias, a las que se les han ofrecido recomendaciones y soluciones.

El taller se ha iniciado con un módulo de presentación, continuó con la explicación de algunos conceptos sobre las patologías (factores de riesgo, consecuencias, cuándo acudir al médico, papel de la pareja, diagnóstico, etc). Más tarde se ofreció el testimonio de un paciente –molestias a la hora de dormir, consecuencias en su vida cotidiana, etc- sobre lo que se estableció un debate auspiciado por preguntas dinamizadoras como: ¿te levantabas a menudo?, ¿roncabas?, ¿tenías sensación de ahogo?, ¿qué opinaba tu pareja?, ¿has tenido problemas debido a la somnolencia diurna?, etc.

La sesión ha contado también con la fase de formación, a través de la cual se ha instruido a los pacientes en el correcto uso de la CPAP. Además, se les ha animado a ofrecer recomendaciones en torno a su manejo y adherencia. A través de sus testimonios han dado soluciones a los distintos problemas de manera que se ha establecido un foro en el que todos han podido hablar un mismo lenguaje, sin tecnicismos.

Unidad del Sueño del Hospital Costa del Sol

El Hospital Costa del Sol dispone desde el año 2003 de una Unidad del Sueño, en la que trabaja un equipo compuesto por un neumólogo y dos enfermeros. En 2010 se consiguió la acreditación como unidad respiratoria por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica.

El trabajo en esta Unidad ha aumentado progresivamente en los últimos años, debido a la mayor información sobre estos problemas de la población general, que cada vez es más consciente y se preocupa más por comprobar el diagnóstico. Esto se ha traducido en un aumento progresivo de los estudios que se realizan en la Unidad, pasando de los 200 estudios del año 2003 a los 1.250 realizados en 2018. En este sentido, el centro tiene prescritos e instalados un total de unos 3.500 dispositivos CPAP.