La Universidad de Gibraltar o cómo seguir creciendo en tiempos de pandemia

0
125

Desde que en marzo del año pasado se desatara la pandemia que asola el mundo, uno de los sectores más afectados viene siendo el de la educación y, en concreto, la educación universitaria. Levantar la mano y preguntar al profesor se transformó en hacer clic en un icono en Zoom; la reunión con el tutor pasó a ser un cruce de emails; el café con los compañeros, en un stícker de WhatsApp…

Y este curso, en la mayoría de los centros universitarios del mundo, comienza con el mismo cariz con el que acabaron los dos anteriores, con una porción muy reducida de la actividad educativa presencial y una interactuación personal llevada a la mínima expresión.

Pero no así en la Universidad de Gibraltar.

Hace una semana, el pasado lunes día 6, se inauguró la nueva temporada educativa en el campus de Punta Europa, de la que formarán parte 114 nuevos alumnos, que iniciaron un grado o posgrado. Ello supone la mayor cifra desde la creación de la Universidad en 2015 y un aumento de casi un 63% de nuevas matrículas frente al curso pasado (70), todo un éxito en medio de una pandemia global.

Christian Camilleri, Recruitment and Student Experience Manager de la Universidad de Gibraltar (equivalente al Vicerrector de Estudiantes de una universidad española) resalta este éxito:
“Estamos encantados de dar la bienvenida al mayor número de estudiantes hasta la fecha. Con los 114 estudiantes que se espera que acaben matriculándose para el presente curso, la Semana de Bienvenida promete celebrarse con un gran bullicio en el campus.

Este año la población estudiantil es también la más diversa, ya que alrededor del 50% de los estudiantes [nuevos] son internacionales. Nos complace dar la bienvenida a estudiantes de Argelia, Austria, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Hungría, India, Italia, Kirguistán, México, Marruecos, Nigeria, Países Bajos, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Suecia y, por supuesto, España”.

Por ejemplo, el Máster en Ciencia Marina y Cambio Climático se convertirá este año en una suerte de pequeña ONU, con alumnos de 14 nacionalidades.

–Refuerzo de la educación presencial
Camilleri quiso poner en valor el principal argumento de captación de alumnos para este curso: “limitamos la ratio de alumnos por clase para dar a los estudiantes un mejor ambiente”, dijo.

De esta forma, en todo caso siempre con la vista puesta en su seguridad, los alumnos pueden acudir presencialmente al aula y obtener un aprendizaje mucho más valioso que con un sistema mixto o completamente online.

Gibraltar tiene varias características que lo hacen especial y, se puede decir, lo convierten en un “territorio burbuja”, por utilizar la expresión ahora habitual para describir los grupos de personas de convivencia estable en los que un eventual rebrote del virus puede ser más fácilmente controlable: sus fronteras exteriores son muy reducidas, igual que su extensión y su número de habitantes pequeño, todo lo cual ha permitido que el de 2021-22 vaya a poder parecerse bastante a un curso prepandemia, algo que los alumnos extranjeros han sabido valorar.

–La Universidad en datos
Al mencionado éxito en las cifras de este nuevo curso se le añade que, del total del alumnado, un 28% tenía (a julio de 2021) nacionalidad no británica, del cual casi dos terceras partes son nacionales de un país de la Unión Europea y el resto de hasta 18 países.

Un 35% del alumnado realizaba un grado, un 48% estudios de posgrado y el 18% restante, doctorado. La rama de Administración de Empresas es la más demandada, puesto que el grado, el MBA y el MBA para ejecutivos representan la mayoría de las matriculaciones.

El campus de Punta Europa ofrece en la actualidad 32 cursos de diferente duración: grados (undergraduate), másteres, doctorado (research), cursos profesionales (professional courses), cursos breves (short courses) y también formación específica a través de internet.

Desde su nacimiento, en el curso académico 2015/2016, se ha consolidado como una referencia para determinadas materias, especialmente en los ámbitos de la empresa, el derecho, la enfermería y las ciencias marinas. También destaca su formación en inglés y español, tanto a nivel general como aplicado a fines específicos.

Además, la formación en la Universidad de Gibraltar está pegada al mercado de trabajo y orientada a responder a las demandas laborales, tanto del Peñón como del mundo empresarial actual. Por ejemplo, ofrece cursos especializados en blockchain y contratos inteligentes.

Y uno de los activos más valorados por el alumnado, y en especial por el alumnado español es que la Universidad de Gibraltar ofrece la posibilidad de obtener titulaciones británicas de prestigio en un entorno cultural anglosajón, pero sin alejarse demasiado de casa.

–Vida universitaria
Además de la educación en sí, Camilleri es consciente de que la vida estudiantil es clave para el éxito de una Universidad. Por ello, la Universidad pone a disposición de sus alumnos extranjeros la posibilidad de alojarse en la residencia Europa Suites, situada a un par de minutos andando del campus. Tiene capacidad hasta para 144 personas y en la actualidad cuenta con casi 70 inquilinos de docena y media de países.

Para la plena integración de la comunidad estudiantil internacional, aparte de unas modernas instalaciones (o de una cafetería con inigualables vistas), la Universidad organiza al comienzo de cada curso eventos como un meet & greet con pizza, paseos por el sendero de los Escalones del Mediterráneo o una presentación del National Day (10 de septiembre) para ofrecer a los estudiantes internacionales una idea de los gibraltareños y de la cultura del Peñón.

Sin duda, serán años especiales para la milanesa Kate Mesa, para Firdaouss Koubida, de Marrakech, para el israelí Joseph Mencze, cuya experiencia relataban recientemente en el Gibraltar Chronicle.

O para el barbateño Manuel Sánchez, que habla maravillas de su experiencia en el grado de Administración de Empresas y, en general de su experiencia en el Peñón:

“Creo que la educación es una parte interesante de Gibraltar. Puedes encontrar una mezcla de personas y culturas que no se puede encontrar en ningún otro sitio. Los gibraltareños son geniales, no son españoles, pero tampoco tienen una cultura 100% británica. Tienen algo único que solo puedes encontrar aquí.

Al principio, pensaba ir a Londres, pero finalmente, elegí Gibraltar porque parecía ser lo mejor para mí. Con el idioma, también es conveniente poder hablar en español si quiero, y el sistema educativo del Reino Unido lo convierte en una combinación perfecta para comenzar mis estudios y mi carrera profesional. Estudiar aquí en Gibraltar, es ideal para mí porque estoy cerca de mi casa y de mi trabajo”.

Dejar respuesta