Las tormentas y las lluvias afectaron al primer día del Andalucía Valderrama Masters

0
294

La lluvia y las tormentas han afectado a la primera jornada del Andalucía Valderrama Masters 2018 de golf, que se disputa en el mítico RCG Valderrama. Las tormentas de primeras horas de la mañana provocaron dos horas de retraso en el inicio y otras dos en el ecuador de la jornada, lo que ha provocado que muchos jugadores no hayan podido concluir sus partidos.
Entre los que terminaron lideran la clasificación destacó el líder, el inglés Ashley Chesters, que sacó un golpe de ventaja al francés Gregory Bourdy( que necesita un buen final esta semana para entrar en el top 116 en el Ranking Race to Dubai) y dos a un cuarteto de jugadores, entre los que está el defensor del título Sergio García y el australiano Jason Screveiner( completados los 18 hoyos) y los españoles Alvaro Quiros y Gonzalo Fernández Castaño, con mucho por recorrer aún en el primer día.
El marbellí Angel Hidalgo, debutante en el torneo, sólo pudo jugar tres hoyos, estando al par en el exigente campo de Valderrama.


–Ashley Chesters 66 (-5)líder provisional
“La verdad es que hubiera seguido jugando, porque los últimos hoyos han sido los mejores del día. Teniendo en cuenta los parones, estoy encantado con el -5. Es un buen resultado y me voy con muy buena sensación”.
“Este campo me va muy bien porque no tienes que ser muy pegador, y yo no lo soy. Se trata de colocar la bola desde el tee y ser preciso en los tiros a bandera. Los greenes están sensacionales”.
“El parte no es muy bueno para el resto de la semana así que me dije: «Voy a hacer todos los birdies que pueda para meterme en la pelea»”.

–Sergio García, 68 (-3)
“Hacer bajo par en Valderrama siempre es positivo y hacer tres bajo, aún más. Da igual que esté duro o blando, haga viento o no haga. Es un campo que te exige mucho desde el tee, en los golpes a green y alrededor de los greens. Hemos estado bastante bien, un par de golpes en los que nos ha faltado un poquito de convicción, pero hemos sido capaces de salvarlos con un par de buenos approach y putt y estoy contento con el día en general”.
“No se puede hacer nada [con el mal tiempo]. Jugamos al aire libre y es lo que ocurre. Desafortunadamente no tiene muy buena pinta, pero lo único que podemos hacer es prepararnos para cuando podamos jugar, intentar jugar lo mejor posible en esos momentos y ver hasta dónde llegamos, si son 72 hoyos o 54. A ver lo que ocurre”.
“A pesar de todo lo que ha llovido los greens rodaban de maravilla, ambos nueves, pero sobre todo los de la segunda mitad, que son nuevos y están muy bien. Este campo siempre ha drenado muy bien y ha aguantado bien todo lo que le ha caído”.