Liga EBA: El CB Marbella afronta con ilusión los últimos partidos de la primera fase

0
270

Cuatro partidos son los que restan para el final de la primera fase de la Liga EBA y el CB Marbella está virtualmente clasificado para luchar por una de las plazas que dan paso a jugar por el ascenso de categoría. Con 10 victorias en el casillero, el conjunto entrenado por Francis Tomé saca tres triunfos al sexto y séptimo clasificado, por lo que a falta de cuatro fechas para decidir quienes serán los cinco primeros equipos del Grupo A los azulones están en muy buena posición.

Tras el triunfo azulón en Andújar el pasado fin de semana el equipo ha dado un paso al frente en cuanto a nivel deportivo, pero también en cuanto a confianza. Las cuatros victorias seguidas, algunas de gran significado como las conseguidas ante Cazorla y Coín, elevan la moral de un CB Marbella que afrontará tres de los cuatro partidos restantes en el Pabellón Antonio Serrano Lima. Tan solo saldrá a jugar fuera de Marbella ante Forus Medacbasket el próximo 10 de febrero, recibiendo en su feudo al Ecoculture CB Almería, CAM Soler Melilla y Unicaja.

“La victoria ante CB Andújar costó muchísimo, pero es lo que digo cada semana que jugamos fuera. Ganar como visitante en estas categorías es terrible y nosotros dimos un paso importante en Jaén, que a pesar de estar abajo es un equipo muy bueno que además se ha reforzado”, explicó Francis Tomé, que además valora el calendario “como positivo, porque jugar tres partidos de los últimos cuatro en casa es bueno y más como están las cosas en la clasificación, pero no nos asegura nada. Todo el que venga a Marbella va a venir a pelear y a luchar para tumbarnos porque a día de hoy hasta el octavo se puede clasificar para la liguilla de los de arriba”.

El técnico malagueño siente ilusión por como se está desarrollando el año para su equipo, “ya que es muy complicado hacer lo que están haciendo los jugadores. No era fácil volver a jugar en EBA después de muchos años sin este baloncesto en la ciudad y estar prácticamente todo el tiempo peleando por estar arriba. La ilusión que nosotros tenemos es la que nos transmiten todos los que vienen a vernos jugar cada sábado, y sobretodo, la ilusión que le pone nuestra directiva”. Precisamente de la afición se acordó Tomé, “a la que le debemos muchas cosas, es increíble que vayamos donde vayamos a jugar, ya sea en Málaga como fuera de la ciudad, siempre hay alguien apoyándonos en la grada. Eso hace mucho por el equipo aunque no se den cuenta. Todo apoyo es bueno”.

De momento, no quiere hablar de los posibles futuros rivales del equipo “porque la primera fase no ha terminado. Tenemos que jugar contra Almería, que nos ganó en la ida; con Melilla que nos costó la vida ganar allí en su pista; con Medac que ya sabemos todos quienes son y no hace falta que los descubra; y con Unicaja, con quienes también perdimos en Los Guindos”.