Liga EBA: Detalles concretos en los últimos minutos valen al ICOM UDEA Algeciras para ganar en CB Marbella( 65-69)

0
399

Derrota del CB Marbella por 65-69 ante el ICOM UDEA Algeciras, en un encuentro que no estuvo exento de tensión hasta el final y que se acabó decidiendo en un loco último minuto donde los azulones lo intentaron de todas las maneras. La tuvo el conjunto de Francis Tomé en un par de acciones para remontar y ponerse por delante cuando las cosas peor pintaban, pero la victoria se la llevó un gran ICOM UDEA Algeciras.
Dos equipazos sobre la pista y 40 minutos para disfrutar del buen baloncesto. Con las gradas del Serrano Lima llenas hasta la bandera el CB Marbella empezó como una moto el partido con Evan Maxwell con la muñeca caliente. Los cinco primeros puntos del equipo azulón fueron del americano, muy activo durante todo el periodo y con la confianza suficiente para ser determinante. Murray, por parte de ICOM UDEA, era quien intentaba bajar los humos a un equipo local crecido con un triple inicial y un robo de balón que posibilitó que los de Javi Malla pronto comandaran el electrónico (7-9). Se fue haciendo grande el aro para Juanpe Jiménez, que tras ver que su equipo estaba algo espeso ofensivamente se echó a las espaldas las responsabilidades y arrancó un parcial de 7-0 que obligaba a Algeciras a pedir tiempo muerto con 20-13. ICOM UDEA se centró, robó un par de balones y dominando el rebote recortó las distancias a 20-17 al final del primer cuarto. El espectáculo estaba servido y los dos equipos se mostraban firmes en ir a por la victoria.
Más entero empezó el segundo cuarto el equipo blanco, que tiraba de físico con Mofunanya para martillear una y otra vez el aro marbellí. El americano estaba imparable y daba ventaja a Algeciras con dos canastas prácticamente seguidas (25-29). Tras varios ataques donde no conseguía anotar el conjunto de Tomé, el técnico tuvo que tomar cartas en el asunto y pedir tiempo muerto para parar las embestidas gaditanas. Con Ale Romero sobre la pista el equipo ganó en rebote y músculo, y el CB Marbella consiguió por lo menos casi igualar la contienda (31-33). No se estaba jugando cómodo ni fluido, pero por lo menos se estaba en el marco del partido sin perderle la cara en ningún momento. Así, el descanso llegó con 35-35 y las cosas más igualadas, imposible.

En el tercer periodo, Francis Tomé volvía a confiar en su quinteto estrella con Richi Guillén a la cabeza, que a pesar de no tener su mejor día, sí se sentía importante sobre la pista. ICOM UDEA salía muy entero y con una intensa defensa intentando romper el partido pronto aprovechando la carga de faltas de los azulones. Los tiras y aflojas eran la tónica predominante en la pista. Anotaba primero Algeciras y luego la devolvía Juanpe Jiménez pisando la línea de tres puntos para el 39-40, y a la siguiente dos jugadones del CB Marbella de Richi Guillén y Lucas Hausman ponía el 44-43 para delirio del Serrano Lima, que estaba entregado a su equipo. Javi Malla movía banquillo y sacaba a sus puntales ofensivos para lograr mayor ventaja física en la pintura y Mofunanya se hacía dueño de la zona con Sargent, que anotaba sin oposición alguna el 43-46. Los nervios entraron en juego y tras varios intercambios de canastas, el 50-52 era el marcador al final del tercer acto.

Con taponazo sobre Murray de Juanpe Jiménez se empezó el último y definitivo periodo. Las cosas estaban para cualquier lado y los dos equipos podían ganar o no, todo dependía de los nervios y de los aciertos en tiros liberados que hasta el momento beneficiaban a Algeciras. Fallaba Adri Mayor para que a la siguiente acertara Murray y pusiera el 50-54, pero desde la línea de personal recortaba Pape tras anotar un lanzamiento (51-54). Robaba Algeciras la cartera a los bases azulones y se complicaba la cosa por momentos para un CB Marbella desquiciado ante la falta de acierto y el paso de los minutos. No lo veía claro Tomé, que seguía confiando en la dirección de Mayor y Ferruz en pista para sacar del atolladero a los suyos. Guillén se iba a la línea de personal para meter de nuevo en el partido a sus compañeros (53-56) en unos momentos intensos. En ese momento, Murray se ponía la capa de Superman y con un tiro lejano colocaba en +5 a Algeciras (53-58) con cinco minutos por jugarse. Había esperanza, pero el físico hacía mella en el partido. Lo intentaba de todas las maneras posibles el CB Marbella, pero no era el día para que nada favoreciera, ni siquiera un balón dividido que claramente tocaba un jugador de Algeciras se lo daban a un equipo azulón que veía como sus opciones de victoria se desvanecían. Aún tuvo tiempo de ponerse por delante tras robar en la siguiente jugada y conseguir tres tiros libres Lucas Hausman con 57-60 y tres minutos por delante, pero le tembló el pulso al americano y solamente anotó el segundo. Los minutos fueron pasando y Algeciras se hacía grande con Mofunanya, que sentenciaba el partido con dos canastas seguidas para el 60-68. Tras el tiempo muerto de Francis Tomé para intentar la heroica, un parcial de 5-0 daba algo de ilusiones a la parroquia local, pero solo era un espejismo. Acabó cayendo el CB Marbella una vez más en esta fase, esta vez por 65-69.

A destacar la gran afluencia de público en el Pabellón con miembros de la Peña Marbelleros animando desde las gradas. También buena presencia de seguidores algecireños. Todos en buena armonía Y con el presidente del Marbella FC, Alexander Grinberg, como invitado especial.