Liga EBA: el ICOM UDEA Algeciras se lleva el derby del Campo de Gibraltar( 85-95) en casa del ULB

0
414

Se cumplieron los pronósticos y el ICOM UDEA Algeciras salió más líder aún( 8 de 8) del derby del Campo de Gibraltar. Su victoria( 85-95) en casa del OhTels ULB confirma que el proyecto dirigido en la pista por Javier Malla se asenta en unas bases más que sólidas. Esto no es casualidad ni una simple racha.
Con mucho más ambiente del habitual en el Pabellón de La Línea( más de 700 espectadores ) se vivió un brillante partido que siempre fue manejado por los algecireños. El 5-19 del tirón en pocos minutos y el 13-31 del minuto 1o presagiaba una paliza. Pero los locales con las aportaciones de Miki Ortega e Irving redujeron la ventaja al descanso( 49-53) con todo abierto en 20 minutos por jugar.
Pero ICOM UDEA se sobrepuso incluso a que empataran en las primeras acciones del tercer cuarto los locales( 53-53). Murray sacó el fusil anotador y Balmón le siguió en un período que sirvió para volver a distanciarse en el marcador( 64-77 minuto 30). Demasiada ventaja para un equipo que sabe manejar bien el balón en los momentos más complicados. En los últimos diez minutos controlaron los de Malla mejor el tempo del choque y al final se llevaron el triunfo con un 85-95.
Los tres mejores del ULB fueron Miki Ortega( 36 puntos) y el mejor valorado del choque( 32), Irving( 22) y Kasamba( 13). En los algecireños hjasta 4 jugadores subieron de dobles dígitos. Murray( 29 puntos), Crane( 23), Mofunanya( 18 puntos y 10 rebotes) y Balmon( 16).
En el aspecto negativo, según avanza el diario Europa Sur, los visitantes expresaron al final de la contienda su descontento por el comportamiento de un grupo de aficionados linenses conocidos como “Colectivo Doce” que quemaron papeles en las gradas y que, según denunciaron integrantes de la expedición de Udea, profirieron gritos racistas.
Tras el triunfo ICOM UDEA es líder( 8 de 8) y ULB es cuarto( 4-4). Los algecireños recibirán en la próxima jornada al Yosiquese y los linenses viajarán a Plasencia.

**Fotos de Jesús Rodríguez.-