Los alumnos de los últimos 5 años de la Escuela de Hostelería Benahavís Sabor a Málaga recogen sus diplomas

0
253
.

La Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga, que cumple 20 años, ha celebrado hoy en el Ayuntamiento del municipio la ceremonia de entrega de diplomas a los alumnos que han cursado sus estudios de cocineros y de camareros en los últimos cinco años.
El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha estado acompañado por el alcalde de Benahavís, José Antonio Mena y por Manuel Cardeña, presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.
Fue en diciembre de 2003 cuando nació a partir de una fundación esta escuela de la mano del Ayuntamiento de Benahavís, junto a la Diputación de Málaga y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, con el fin de formar “a los mejores profesionales del ámbito de la hostelería de la provincia de Málaga”, como ha expresado el presidente de la institución provincial, que ha aprovechado para felicitar a sus equipo por su 20 aniversario.
En este sentido, ha querido destacar que “uno de los secretos de su éxito es la calidad de su profesorado, lo que ha consolidado a la escuela como un auténtico centro de referencia a nivel nacional, donde se han formado chefs y miembros de sala que a día de hoy no solo se concentran en Málaga, sino en el resto de España. Y es que hay que destacar la inserción laboral del 100% de los estudiantes”. Desde 2003, un total de 430 alumnos han pasado por sus instalaciones, de los cuales 73 son los que hoy han recibido su diploma acreditativo.

En el último curso han sido 15 alumnos de cocina y 10 de sala los que se han graduado. En el curso de cocina, con una duración aproximada de dos años, los participantes han aprendido a elaborar y presentar todo tipo de preparaciones culinarias, utilizando para ello las normas básicas de cocina, de higiene y de conservación de los alimentos; así como a determinar ofertas gastronómicas optimizando los recursos y materiales de modo que satisfagan los objetivos y expectativas de los clientes. En su desarrollo destaca el uso de productos locales.
En el curso de sala, de un año de duración, los alumnos han aprendido a poner a punto el comedor o restaurante, del bar o cafetería, así como a atender y servir a los clientes cumpliendo las normas establecidas en cada situación, utilizando las técnicas e instrumentos necesarios con el objetivo de alcanzar el máximo de calidad y rentabilidad.
Además, la escuela cuenta con un restaurante abierto desde noviembre a junio, donde los alumnos realizan sus prácticas. Es a partir del mes de este mes cuando algunos de ellos realizan prácticas en empresas que los solicitan.
“Tenemos la certeza de que de esta escuela han salido grandes cocineros y miembros de sala que a día de hoy son nuestros mejores embajadores, la cara amable del nuestro turismo que tanto valora la gastronomía cuando nos visitan y como no, el trato recibido en nuestros bares y restaurantes”, ha afirmado Salado.
El presidente de la Diputación ha hablado de la importancia de cuidar al sector de la hostelería, “agentes muy importantes el desarrollo económico de una provincia tan turística como es Málaga”, que abarca el 75% de los empleos relacionados con el turismo.
“Los que trabajáis o vais a trabajar en este sector tenéis una gran responsabilidad, pues es el mejor escaparate que tiene nuestra provincia. Así que mi enhorabuena a los recién graduados y a los que hoy recogéis vuestro diploma y ya estáis integrados el mundo laboral, mis mejores deseos”, ha concluido.