Los positivos en los controles de alcoholemia se reducen en un 27% en los dos últimos años en Estepona

0
103

El Ayuntamiento de Estepona informa que las alcoholemias positivas detectadas en los controles preventivos de la Policía Local se han reducido en un 27 por ciento en la ciudad desde 2013. La teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo Seguridad (FIT), Ana Velasco, ha explicado que durante 2015 los agentes realizaron controles de alcoholemia a más de 20.000 vehículos y se registraron 117 casos de alcoholemias positivas, lo que supone el 0,59 por ciento del total.

Velasco ha valorado la disminución de casos de conductores que circulaban tras haber ingerido alcohol y ha señalado que la ciudadanía “está cada vez más concienciada sobre los peligros que entraña conducir en estado ebrio”.

A ese respecto, ha indicado que el consumo de bebidas alcohólicas es el desencadenante de un tercio de los accidentes de tráfico con víctimas mortales en nuestro país. “Las últimas estadísticas nos recuerdan que dos de cada tres delitos cometidos contra la seguridad vial están relacionados con la ingesta de alcohol, por lo que se hace indispensable continuar con controles y campañas de prevención”.

Por otra parte, la responsable municipal ha destacado la estrecha colaboración que existe entre la Policía Local y la Dirección General de Tráfico, lo que ha permitido la realización periódica de controles preventivos de alcohol y drogas, velocidad, transporte escolar, motocicletas y ciclomotores, cinturón de seguridad, distracción al volante y controles de camiones y furgonetas. “Las diferentes acciones que impulsamos, además de disuadir a los infractores, pretenden concienciar a los conductores sobre las prácticas más seguras para circular”, ha apuntado la edil.

Por último, ha afirmado que la Policía Local recibe formación continua durante todo el año lo que la convierte en una de las mejores formadas de la provincia. Recientemente, los agentes han recibido un curso de formación específica para la localización e identificación de las acciones de intrusismo en el sector del taxi. Con esta iniciativa, se pretende perseguir a aquellas personas que están ejerciendo ilegalmente dicha actividad, lo que supone un perjuicio económico a los profesionales del sector que ven limitadas sus posibilidades de conseguir clientes.