Mañana empiezan las citaciones judiciales en el caso de las demandas de los cargos de confianza del PP al Ayto

0
88

El portavoz del Equipo de Gobierno, Javier Porcuna, ha dado a conocer esta mañana que la exalcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha sido citada mañana miércoles, día 11 de noviembre, a la primera de las declaraciones como testigo a las que ha sido citada judicialmente en el caso de las demandas interpuestas al Ayuntamiento por parte de los cargos de confianza del Partido Popular.

En este sentido, el portavoz municipal ha señalado que “con estas citaciones, se pone de manifiesto que los jueces entienden, al igual que lo hace el actual Equipo de Gobierno, que existe una responsabilidad por parte de la anterior regidora en cuanto a su conocimiento directo e inmediato sobre las circunstancias que rodearon dichas contrataciones y que, por tanto, es la persona que puede realizar las aclaraciones pertinentes”.

Porcuna ha recordado que el Ejecutivo Local solicitó la presencia de Ángeles Muñoz como testigo en dichas denuncias, “dado que era consejera delegada de las sociedades y oales en los que trabajaban los ocho demandantes y fue la responsable de firmar sus contratos de alta dirección, teniendo un conocimiento directo e inmediato de las circunstancias que rodearon las contrataciones”.

Tras señalar que la exregidora “ha sido citada en la mayor parte de los casos”, el edil ha detallado que mañana deberá personarse en el Juzgado de lo Social Número 1; el 19 de noviembre en el Juzgado de lo Social Número 10; el 11 de enero en el Juzgado de lo Social Número 12 y en el Número 13; el 2 de febrero en el Juzgado de lo Social Número 12; el 13 de julio en el Juzgado de lo Social Número 4 y el 14 de julio en el Juzgado de lo Social Número 8.

Finalmente, el portavoz ha señalado que tras las declaraciones de la exalcaldesa el Ayuntamiento “en función de los perjuicios que pueda sufrir tomará todas las medidas oportunas que contempla la ley” y ha recordado que el Equipo de Gobierno “considera que los demandantes son cargos de confianza del Partido Popular que habían sido camuflados en las sociedades y oales para evitar que se abultara el número de trabajadores de libre designación de esta formación”.