Más de 700 profesionales sanitarios analizarán cómo reducir muertes evitables ante la parada cardíaca

0
66

El Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar (CERCP) reúne a más de 700 sanitarios relacionados con la atención a la parada cardíaca y con la formación en reanimación cardiopulmonar de España en el 2º Congreso Nacional del CERCP, para analizar las últimas recomendaciones clínicas que ayuden a aumentar la supervivencia a la parada cardíaca.
Este encuentro, que tendrá lugar en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (FYCMA) mañana viernes 19 octubre en sesión de tarde y el sábado 20 durante toda la jornada, ha sido presentado hoy en el Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga) por Carlos Urkía, secretario del CERCP y responsable de Cruz Roja España, por Custodio Calvo, ex-Jefe de Servicio de Críticos y Urgencias Pediátricas del Hospital Universitario Regional de Málaga y actual coordinador del Grupo Pediátrico de RCP del CERP, y por Ángel García, Coordinador de RCP del Plan Nacional de SEMICYUC y miembro de la Asociación de Expacientes de la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (EXPAUMI). Todos ellos han estado acompañados por el vicepresidente 2º del Colegio, Andrés Buforn.
Bajo el lema “Aumentar la Supervivencia de la Parada Cardiaca es posible”, los médicos, enfermos y técnicos de emergencias sanitarias que se dan cita en este congreso debatirán estrategias dirigidas a mejorar la supervivencia en los pacientes con patologías tiempo dependientes, y especialmente en la Parada Cardíaca, donde en el 25% de los casos que tienen como consecuencia un fallecimiento podría evitarse. Urkía ha señalado que “junto a las medidas de prevención y la formación de la sociedad en general siguiendo los estándares definidos por el CERCP, es necesario continuar avanzando en el registro de los casos, la investigación y el análisis de los resultados en el tratamiento de la parada cardíaca, en términos de indicadores de calidad asistencial, supervivencia y calidad de vida”.
En esta línea, la ponencia inaugural del congreso correrá a cargo de Gavin Perkins, director de la Unidad de Ensayos Clínicos del Hospital de Warwick (Reino Unido) y editor de la revista Resucitation, una de las más prestigiosas en la materia a nivel internacional, que dará una visión sobre la evolución y los pasos a dar en un futuro en la investigación en RCP.
El CERCP es una asociación de ámbito nacional, referente a nivel nacional en todos los aspectos contemplados en la mejora de la supervivencia de la parada cardiaca. En esta línea, durante la primera sesión del congreso se debatirá sobre los nuevos procedimientos aplicados a los eslabones de la cadena de supervivencia, en la mesa moderada por el director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría, donde se tratará sobre las Apps para primeros intervinientes, sobre la expansión de la desfibrilación en la ciudad de Málaga o la repercusión de la analítica sanguínea en el manejo de la parada cardíaca prehospitalaria. A lo largo de la jornada del sábado, los asistentes conocerán de la mano de expertos nacionales e internacionales, los nuevos tiempos en la reanimación pediátrica y perinatal, el Manejo de la Parada Cardíaca extrahospitalaria en diferentes partes del mundo, la situación de la donación en asistolia, y la formación masiva en RCP entre otros temas.

La parada cardíaca, una lucha contra el tiempo
El vicepresidente 2º del Colegio, Andrés Buforn, que además es director de la Escuela de RCP del Commálaga, ha señalado que “la parada cardíaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países de nuestro entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardíaco y se denomina muerte súbita cardíaca. Se estima que la incidencia de la parada cardíaca extrahospitalaria en Andalucía es de 19,5 por cada 100.000 habitantes y año, de las que más de la mitad, ocurren en el domicilio”.
La parada cardíaca es considerada la emergencia sanitaria ‘tiempo dependiente’ por excelencia, ya que el pronóstico del paciente y por tanto las probabilidades de supervivencia, van a depender del tiempo que transcurre desde que ocurre hasta que se inician las maniobras básicas de reanimación. Custodio Calvo ha insistido en que “es una lucha contra el tiempo. Tanto es así, que es bien conocido que el éxito de los equipos sanitarios de emergencias en la atención a la PCR va a depender de que se hayan comenzado en el menor tiempo posible las maniobras de reanimación básica por los testigos”.
La formación en técnicas de reanimación cardíaca a los primeros intervinientes y a la sociedad en general es uno de los fines del Consejo Español de RCP, que pone en marcha cada año desde 2013 una campaña dirigida a los más jóvenes con motivo del Día Europeo de concienciación ante la Parada Cardíaca, que se celebra todos los 16 octubre, desde que el Parlamento Europeo dedicara este día a la concienciación en esta materia en toda la Unión Europea. Por sexto año consecutivo y con el lema `Todos los ciudadanos del mundo pueden salvar una vida´, se han formado en Andalucía en esta edición a más 14.000 jóvenes, bajo la coordinación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061.
Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos. En este sentido, Ángel García ha insistido en que “para facilitar la enseñanza de estas técnicas a la ciudadanía en general, las recomendaciones internacionales han simplificado las acciones a llevar a cabo por los testigos y destacan sobre todo la importancia de alertar de inmediato a los servicios de emergencias sanitarias e iniciar cuanto antes las maniobras de reanimación”.

Técnica de reanimación cardiopulmonar
La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontánea. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.
Durante la presentación, el 061 ha mostrado cómo poner en marcha la cadena de supervivencia y cómo realizar de forma práctica las técnicas de reanimación cardiopulmonar, que consisten en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima.
La cadena de supervivencia consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

Añadir comentario