El Ojeando Festival fue presentado hoy en FITUR 2018

0
481

El alcalde de Ojén, José Antonio Gómez, ha presentado hoy en Fitur, la feria de turismo más importante que se celebra en España, el potencial de este pueblo como un destino capaz de atraer a miles de visitantes gracias a sus eventos culturales.

Entre las citas más destacadas en el calendario, ha mencionado la undécima edición de Ojeando Festival, que este año se celebrará el fin de semana del 13 y 14 de julio, volviendo a situar a Ojén en el epicentro de la música independiente y que espera congregar a más de 17.000 personas durante dos días.

“Ojeando ha conseguido consagrarse como uno de los festivales de referencia en el sector, sabiendo actualizarse a los nuevos tiempos y marcando tendencia en toda la provincia”, ha explicado el alcalde ojeneto. No en vano, fue el primer festival malagueño que se interesó por este estilo musical y ha sobrevivido durante 11 años, a pesar de la crisis económica y de la proliferación de otros festivales independientes en los alrededores.

Por otro lado, otro de los eventos por el que Ojén sigue apostando año tras año es el Festival Flamenco Castillo del Cante que en 2018 cumple 54 años trayendo al pueblo a los mejores artistas del panorama musical, desde los más consagrados, hasta las nuevas promesas. En 2018 la cita se celebrará el 4 de agosto.

Por sus tablas han pasado los mejores cantaores de la historia flamenca como Fosforito, al que en la pasada edición se le rindió un emotivo homenaje, José Menese, Camarón de la Isla, El Lebrijano, Chiquetete, El Cabrero, Juanito Valderrama, Calixto Sánchez, Luis de Córdoba, Rafael Farina o La Niña de la Puebla.

Las nuevas generaciones del flamenco también han estado muy presentes en este festival, ya que son esenciales para entender el futuro de este arte. Arcángel, Miguel Poveda, Mayte Martín o Argentina son algunos de los nombres que han pasado por Ojén.

Otro ejemplo de la apuesta firme de Ojén con la cultura es que sigue manteniendo el acuerdo de colaboración con el Ateneo de Málaga, de modo que el municipio se ha convertido en una extensión de este, acogiendo a lo largo del año decenas de eventos culturales que pasan desde las presentaciones de libros, hasta proyecciones de documentales, representaciones teatrales o exposiciones de arte. Igualmente, en el municipio se celebran numerosos días especiales, como el Día del Flamenco, de la Biblioteca, de la Lectura o del Libro.

Además, este pueblo se ha caracterizado por mantener vivas sus tradiciones más antiguas, festividades que presentan un gran atractivo para el turismo nacional, aunque cada vez con más fuerza son también un revulsivo para ese turista extranjero que busca conocer de primera mano las costumbres de pueblos como Ojén. Entre estas citas destacan el Tostón Popular, la Romeria o el Belén Viviente, entre otros.

Todo ello sin olvidar el valor histórico que le aporta al pueblo su Museo de El Molino de Aceite, fechado en 1800 y que ha sido restaurado recientemente. “Su maquinaria, totalmente original, se pone en marcha para hacer demostraciones a los turistas”, ha indicado Gómez, quien ha añadido que es un lugar de obligada visita, y más desde que en su planta superior se ubica el Museo del Aguardiente, licor fabricado en el pueblo que se exportó a América y fue conocido internacionalmente hasta su desaparición entre leyendas y secretos.

Este museo incluye paneles informativos con la historia del licor, fotografías de etiquetas provenientes de todos los rincones del planeta, afiches, premios o recipientes antiguos, así como una de las pocas botellas que aún contiene el aguardiente de Ojén.