Pacientes con EPOC de la Agencia Sanitaria Costa del Sol participan en una actividad neumoambiental en el Estrecho de Gibraltar

0
205

Alrededor de 60 pacientes con EPOC, algunos de ellos del Hospital Costa del Sol y del Hospital de Alta Resolución de Benalmádena han participado, acompañados por la neumóloga, Ana Escribano, y le enfermera de esta unidad, Yolanda Sánchez, y otros profesionales de Vitalaire, en una actividad neumoambiental en el Estrecho de Gibraltar. Se trata de una acción organizada por esta empresa que desarrolla el servicio de terapias domiciliarias en ambos centros y en la que también han participado otros pacientes de los hospitales de la provincia (Regional de Málaga, Antequera, Serranía y Axarquía, además de los de la ASCS).

En concreto, la actividad se ha llevado a cabo al aire libre, con una duración de dos horas y ha consistido en el avistamiento de cetáceos y delfines desde un barco. En ésta han participado aquellos pacientes con necesidad de oxígeno portátil. Además, la empresa había previsto distintos puntos de recarga de los concentradores portátiles, así como necesidades de oxígeno líquido, previendo las necesidades de algunos de ellos.

Durante esta misma jornada, los pacientes recibieron una formación práctica por parte del responsable asistencial regional Vitalaire, Juan Antonio Piña. Los contenidos desarrollados giraron en torno a la terapia de EPOC (taller Respira+ EPOC) y consejos de hábitos de vida saludables para poner en marcha en el día a día. Con el fin de hacer esta formación participativa, hubo un espacio para solventar dudas y compartir conocimientos con los pacientes para llevar su enfermedad con la mejor calidad de vida posible.

Para Ana Escribano, “uno de los tratamientos decisivos para esta enfermedad es practicar ejercicio físico tolerable, por ejemplo, caminar. Curiosamente, un alto porcentaje de los pacientes no lo realiza porque miedo a salir o a alejarse de su domicilio y no saber cómo actuar cuando aparezca el síntoma más frecuente, la ‘disnea’ (sensación de falta de aire). Ese día pudieron comprobar, continúa la neumóloga, “en grupo y con soporte sanitario, que tienen más capacidades y recursos de los que imaginan, tantos como para comprender y disfrutar de esta aventura. Han realizado algo muy diferente a su rutina habitual, han ganado confianza y han conquistado un territorio nuevo, disfrutando”.

Por su parte, Yolanda Sánchez ha señalado “que ha sido muy gratificante ver a los pacientes disfrutar con esta vivencia con la que los pacientes han podido comprobar que una enfermedad crónica no es ningún obstáculo si hay una buena formación, una buena adherencia terapéutica y una actitud positiva en la vida”.

Esta empresa ha querido resaltar su compromiso común con garantizar la máxima calidad en la asistencia a pacientes respiratorios crónicos y su esfuerzo por facilitar el día a día de las personas que necesitan terapias respiratorias. En palabras de su director de la delegación de Andalucía, Ceuta y Melilla “Cada día trabajamos para que nuestros pacientes tengan la suficiente autonomía para poder llevar una vida normalizada. Esta actividad ha permitido a los asistentes disfrutar de una actividad alejada de su rutina y controlada de forma segura en todo momento. Este tipo de iniciativas ponen de manifiesto que nuestros pacientes disponen de tratamientos que facilitan su independencia y mejorar cada día su calidad de vida”.