Participación del Hospital Costa del Sol en la Jornada “Retos en el manejo de la insuficiencia cardíaca” celebrada en Málaga

0
325

Novartis ha reunido a más de 100 especialistas en cardiología y medicina interna en Marbella para poner en común las últimas actualizaciones insuficiencia cardíaca (IC) con el objetivo de mejorar el conocimiento de la patología y el manejo de estos pacientes. La jornada ha contado con la participación de expertos en IC del Servicio Andaluz de Salud (SAS), como el coordinador de la Unidad de Hospitalización y responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Hospital Costa del Sol de Marbella, el Dr. Francisco Torres, y la responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, la Dra. Silvia López-Fernández.

El evento forma parte del ciclo de jornadas IC_ON que organiza Novartis este año en 10 ciudades españolas y contará con la participación de más de 700 expertos en IC. La iniciativa busca impulsar el debate y el intercambio de conocimiento sobre la IC, un síndrome crónico que afecta a nivel físico, emocional, social y laboral a los pacientes y que causa un alto impacto económico en el SNS, posicionándose como la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años1.

La importante carga asistencial, social y económica que supone la IC es uno de los temas que más preocupan a los expertos andaluces. El Dr. Francisco Torres alerta de que “frente a una prevalencia de IC del 2% en otros países europeos y en Estados Unidos, los estudios en España arrojan cifras del 5%; esta prevalencia aumenta con la edad, siendo inferior al 1% en menores de 50 años y superior al 8% en mayores de 75 años. Aunque es posible que este hecho en realidad se deba al envejecimiento de la población y la mejoría general de la supervivencia en la cardiopatía isquémica, así como en el control de la hipertensión arterial, no deja de ser una patología que consume enormes recursos sanitarios, representando el 3% de todos los ingresos hospitalarios y el 2,5% del coste de la asistencia sanitaria”.

Por su parte, la Dra. Silvia López-Fernández, destaca el impacto de la enfermedad en términos de mortalidad: “en Andalucía, los pacientes ingresados por IC tienen una elevada mortalidad intrahospitalaria y uno de cada 3 pacientes que ingresan en un hospital andaluz por IC fallecen en el primer año tras el ingreso”.

Una jornada de actualización en el manejo de la IC

La jornada “Retos en el manejo de la insuficiencia cardíaca”, ha servido para plantear los últimos avances y actualizaciones en el abordaje terapéutico de la IC, así como para formar y orientar a los especialistas en la integración de estas novedades en la práctica clínica diaria. Algunos de los temas que han centrado la sesión son la situación actual de los Programas y Unidades de IC en Andalucía y la Rehabilitación Cardíaca para pacientes con IC. El Dr. Torres apunta que “durante la sesión, hemos comprobado la variabilidad que existe en las estructuras de la comunidad, aunque podemos estar contentos, ya que la red de unidades de IC desarrollada desde hace más de 10 años es la más extensa del país”.

Por otro lado, los expertos han coincidido en que nos encontramos en un momento marcado por la llegada de importantes novedades en el tratamiento de la IC capaces de mejorar el pronóstico de los pacientes, tal y como se refleja en las últimas guías de práctica clínica de la Sociedad Europea de Cardiología, publicadas el año pasado. En este sentido, el Dr. Torres explica: “hemos podido compartir las primeras experiencias entre los distintos grupos del uso de un nuevo paradigma en el tratamiento de la IC con función sistólica deprimida, mediante un nuevo fármaco con una acción novedosa y que mejora de forma significativa el pronóstico de pacientes donde el tratamiento, hasta ahora optimizado, fracasa”.

El futuro de la IC: un abordaje multidisciplinar

En cuanto a los retos a los que se enfrenta el abordaje de la IC, los expertos señalan que la principal vía para optimizar la gestión sanitaria de la patología y mejorar la calidad asistencial es la coordinación de todos los profesionales que intervienen en el proceso.

El Dr. Torres argumenta que “ante el problema de salud pública y las expectativas de colapso del sistema sanitario público, debemos adoptar medidas que aborden la IC en conjunto y poner en marcha unidades multidisciplinares con el objetivo de evitar los reingresos hospitalarios, causa fundamental del gasto sanitario. Se ha demostrado que la correcta adhesión a las guías y el manejo multidisciplinar mejora de forma significativa la morbimortalidad de los pacientes con IC. Esto exige una organización más eficiente de los recursos sanitarios implicados en el proceso, desde la enfermería de atención primaria, hospitalaria y especializada, hasta los facultativos que tratan a dichos pacientes en el Centro de Salud, urgencias, consultas externas y hospitalización de Medicina Interna y Cardiología”.

La Dra. López-Fernández coincide en la importancia de apostar por un abordaje multidisciplinar de la IC: “el principal reto en IC actualmente es ser conscientes de la necesidad de organizarnos para trabajar de forma conjunta con el paciente de IC en todos los niveles asistenciales. Existen dificultades para establecer este tipo de programas y escaso reconocimiento de la administración a la gran utilidad e impacto positivo que estos tienen sobre los pacientes: reducción de hospitalizaciones, mejora de la calidad de vida y disminución de la mortalidad”. La doctora concluye señalando que “frente a esta situación actualmente desde la Sociedad Andaluza de Cardiología y en contacto con la administración se está trabajando en el desarrollo de una “Red Andaluza de Asistencia a la Insuficiencia Cardíaca” que incluya programas de IC que cuenten con Cardiología, Medicina Interna, Atención Primaria y Enfermería”.