Pasado el verano, Canarias se propone fortalecer el turismo local y extranjero

0
44
.

La economía local de las Islas Canarias depende en buena parte del sector turismo. Por supuesto, no es un secreto que la pandemia ha ocasionado estragos en el archipiélago. Datos estadísticos refieren que esta ha sido una de las recesiones económicas más importantes de la región.

No obstante, una vez superadas las restricciones, los viajeros apostaron por este destino. A fin de responder oportunamente a las necesidades de los visitantes, se han puesto en marcha distintas acciones para fortalecer el turismo local y extranjero

Un destino turístico destacable

Aunque uno de los principales atractivos de las Islas Canarias son sus playas, no es lo único que ofrecen. Los sorprendentes paisajes motivan al senderismo o la escalada. En realidad, se puede practicar cualquier otra actividad parecida que pueda propiciar el contacto con el entorno natural.

Nadie debería perderse las rutas hacia la zona volcánica, los bosques verdes y la infinidad de propuestas culturales. La variedad de espacios rodeados por la naturaleza, los pintorescos pueblos y hasta un pequeño desierto son solo algunos de los puntos más destacados.

Está claro que la incertidumbre económica permanece, pero los entes gubernamentales mantienen una actitud positiva. De hecho, cada vez son más optimistas respecto al número de viajeros que visitarán la zona en los próximos meses.

La promoción turística se ha convertido en una prioridad para impulsar el mercado. Diferentes iniciativas post pandemia han surgido. Por ejemplo, el black Friday hoteles Tenerife, planes para fomentar el entrenamiento profesional de deportistas y una gran variedad de alternativas destinadas a la diversión.

El modelo turístico canario está bien enfocado. Promueve el desarrollo y genera el máximo aprovechamiento de todos los subsectores. Explora más allá del sol y la playa e incorpora el componente gastronómico. Podrás aprovechar el marco cultural y propiciar una estructura sólida.

Consolidar el crecimiento en materia turística

A fin de consolidar el crecimiento es necesario crear una estrategia de diversificación para atraer a todos los públicos posibles. Las campañas pretenden captar viajeros no solo a nivel local, sino también a turistas extranjeros.

Las acciones promocionales centran su atención en la satisfacción del usuario. Esto implica diseñar servicios de óptima calidad. 

También hay que apoyar a los sectores emergentes u otras iniciativas que respalden los diferentes proyectos. La evolución del sector guarda estrecha relación con la actualización del turismo.

Compaginar no solo el bienestar de los viajeros sino también el de los habitantes

Los viajeros esperan un servicio de calidad y los que habitan en la isla quieren vivir dignamente. El bienestar debe estar garantizado para todos los involucrados. En ese sentido, será necesario generar un mayor número de políticas de empleo estable y en condiciones aceptables.

Los trabajadores tendrán una mejor disposición de atender a quienes los visitan si se sienten a gusto con lo que hacen. Si reciben remuneraciones justas, tienen estabilidad y cumplen horarios apegados al ordenamiento jurídico, harán mejor su función.

Hay que aprovechar el potencial de la actividad turística, diversificar los sectores, sacar el máximo provecho del talento interno e internacionalizar las iniciativas empresariales. Estas son variables que hay que explorar a mayor profundidad.

El turismo sostenible como base fundamental

Será prioritario liderar una economía verde e innovadora que esté orientada a evitar los desperdicios. Hay que enfrentar con total éxito los grandes retos climáticos existentes a nivel global. También es necesario ransformar el sistema energético e impulsar el autoconsumo.

Aprovechar las fuentes renovables y avanzar paulatinamente hacia la electrificación del transporte. El archipiélago pretende convertirse en un destino turístico inteligente y que sirva como referente de sostenibilidad ambiental.

Este es el momento más oportuno para propiciar la colaboración sostenida entre los entes gubernamentales y el tejido empresarial. La responsabilidad social de los empresarios ha dado muy buenos resultados.

Por otra parte, los entes encargados trabajan a favor de la modernización de las infraestructuras estratégicas de la isla. Las vías públicas, los aeropuertos y los espacios destinados a la movilidad.

La transformación digital

En esta era tecnológica, los servicios turísticos no pueden quedarse atrás en lo que respecta a la transformación digital. El despliegue de un plan para la instalación de la fibra óptica continúa en desarrollo.

Diferentes programas formativos a favor de la ingeniería de datos, la ciberseguridad, big data y muchos proyectos más siguen en marcha. Responder a las exigentes demandas de los turistas también implica incorporar la tecnología móvil.

Los turistas quieren hacer sus reservas desde sus dispositivos. Buscan recibir atención personalizada a través de plataformas intuitivas que ofrezcan conseguir exactamente lo que buscan.

La evolución tecnológica ha tenido sus tropiezos, pero el sector empresarial turístico es bastante receptivo. En el marco de la Agenda España Digital 2025 se pretende conseguir la conectividad en toda la población. Buscan evitar las brechas existentes entre las zonas urbanas y rurales.

Ofertar destinos inteligentes es una prioridad, así como optimizar los canales de comunicación con el cliente. La idea es que se sienta a gusto y decida volver de nuevo a las magníficas Islas Canarias en sus próximas vacaciones.

Dejar respuesta