Picardo hace un llamamiento a la unidad en el Parlamento para afrontar el Brexit‏ y afirma “Gibraltar nunca será español”

0
148

24 Jun 2016 Comparecencia de Fabián Picardo en el Parlamento de Gibraltar tras referéndum permanencia RU en UE (7)

Discurso del Ministro Principal en el Parlamento de Gibraltar

Gibraltar, 24 de junio de 2016

Señor Presidente:

Es la primera vez que este Parlamento se reúne desde el cruel asesinato la semana pasada de la diputada británica Jo Cox.

Propongo que guardemos un minuto de silencio en su memoria antes de mi intervención.

MINUTO DE SILENCIO

Antes de que pronuncie mi discurso sobre el referéndum, quiero felicitar a Monseñor Carmelo Zammit por su nombramiento como Obispo de Gibraltar.

Durante mucho tiempo, ha sido un amigo para Gibraltar y su nombramiento en este momento será del agrado de todos.

Señor Presidente:

El pueblo de Gibraltar se pronunció ayer a favor de la permanencia en la Unión Europea con el 96 % de los votos (frente al 4 %). Los diputados de este Parlamento han tomado nota de la decisión del resto de los ciudadanos británicos que ayer estaban llamados a las urnas y han decidido abandonar la Unión Europea con un margen de cuatro puntos porcentuales.
Frente a un electorado de 46,5 millones de personas y una participación del 72 %, nuestra contribución no tuvo efecto alguno. Este Parlamento ha permanecido unido en la campaña por la permanencia en la Unión Europea.
Nuestra nación ha sido testigo de una unidad sin precedentes en apoyo a esta causa.
Quiero dar las gracias a los diputados, que han mostrado su compromiso y dejado atrás sus diferencias para unirse y trabajar en pro de intereses mayores para Gibraltar.
También hago un llamamiento para que mantengan el espíritu de unidad que han mostrado hasta ahora a lo largo de los próximos meses, a medida que nos vayamos ajustando a la realidad del cambio en todo el Reino Unido, Europa y en el propio Gibraltar, sobre las consecuencias de la decisión de que Gran Bretaña salga de la UE.
Esta mañana, me he reunido con el gabinete de ministros y, posteriormente, con el líder de la oposición, y con los diputados [de la oposición] Hammond y Clinton.
Por el bien de Gibraltar, hemos acordado trabajar juntos a fin de enfrentarnos los desafíos que implicará la decisión de salir de la Unión Europea. Éste es un momento que exige poner a un lado los egos y trabajar juntos, como algunos de nuestros predecesores hicieron en beneficio de nuestra comunidad en su conjunto.
No tengo ninguna duda de que la oposición así lo hará.
También hemos acordado un esbozo de las bases sobre lo que se debe hacer, aunque esto, sin duda, requerirá más trabajo a medida que se vayan desarrollando los acontecimientos en las próximas semanas y meses.
Tengo la intención de discutir con mi gabinete el mecanismo y la fórmula mediante la cual esta cooperación entre el Gobierno y la oposición se llevará a cabo.
Después, he hablado también con la diputada independiente Hassan Nahon.
No tengo ninguna duda de que también podremos contar con su apoyo para enfrentarnos a las cuestiones que se plantean ahora.
Todos ellos apoyaron la campaña Stronger In y contribuyeron al resultado obtenido en Gibraltar.
Y los resultados en Gibraltar conocidos a primera hora de esta mañana, en mi opinión, también han servido para fortalecer plenamente la unidad que hemos demostrado en esta cuestión.
No en vano, nuestra declaración clara e inequívoca como pueblo ahora será un elemento fundamental que nos ayudará a defender mejor los intereses políticos y económicos de Gibraltar en los meses venideros.
Es un mandato que sé que el Gobierno británico no ignorará.
Esta mañana, tras la declaración oficial del resultado del referéndum, hablé con el Ministro británico para Europa, David Lidington. He tratado con él algunas de las muchas cuestiones que traerá consigo el resultado.
El Gobierno británico y el pueblo del Reino Unido han escuchado el mensaje claro del pueblo de Gibraltar: aspiramos al mantenimiento de la libre circulación de personas, servicios y capitales en toda la UE para Gibraltar.
El Gobierno británico es profundamente consciente de ello y del hecho de que sobre éste recae ayudarnos a mitigar el impacto negativo de la salida de Europa, aunque también nos centraremos en aprovechar los aspectos positivos que de esto se deriven.
Hemos acordado hablar de nuevo hoy por la tarde.
Después de nuestra conversación, el Ministro británico para Europa hizo una declaración para reiterar desde Londres que el Reino Unido sigue respaldando al 100 % a Gibraltar. También ha reiterado explícitamente el doble compromiso en materia de soberanía.

Señor Presidente, no somos los únicos que nos veremos afectados por la decisión del referéndum. Es probable que los próximos meses sean tumultuosos para Gran Bretaña, mientras determina los efectos reales de la decisión que ha tomado.
Irlanda del Norte y, por supuesto, Escocia, también sufrirán las consecuencias como naciones que votaron a favor de permanecer en la Unión Europea.
Jersey, Guernsey y la Isla de Man no votaron en el referéndum, pero tienen acceso al mercado único a través del Reino Unido.
El suyo es un modelo de éxito basado en grados de acceso a la UE diferentes al nuestro.
Ya he programado las llamadas correspondientes con los líderes de cada una de estas naciones y dependencias de la Corona.
Además, me he puesto en contacto con los líderes de otros Territorios Británicos de Ultramar, con los que también trabajaremos en este sentido.
El cambio que anuncia este resultado traerá incertidumbre, de eso no hay duda alguna.
Pero, por supuesto, además de obstáculos traerá beneficios, y estamos decididos a aprovecharlos.

Señor Presidente, el Gobierno no ha permanecido de brazos cruzados durante el período previo a esta decisión, que no puede calificarse de sorpresa. Mientras participábamos en una enérgica campaña por la permanencia, también trabajábamos en los preparativos de lo que es ya una realidad.

La principal prioridad ha sido trabajar en un modelo económico alternativo sostenible y aprovechar al máximo el tiempo del que ahora disponemos para posicionar la economía de Gibraltar mientras se lleva a cabo la compleja tarea de desvincular al Reino Unido de la Unión Europea y se establecen nuevas relaciones políticas y comerciales.

Pero permítame ser absolutamente claro. A pesar del ruido que seguro hará nuestro país vecino —algunos ya se han dejado oír esta misma mañana—, el Gobierno de Gibraltar confía en el compromiso del Gobierno británico de no participar en conversaciones o en conversaciones sobre conversaciones —de ahí su doble compromiso— contra la voluntad expresa del pueblo de Gibraltar. Así que dejen que otros hagan todo el ruido irrelevante que quieran acerca de enarbolar sus banderas en el Peñón si así lo desean. Tales ideas nunca prosperarán. Gibraltar nunca pagará el precio de la soberanía para acceder a un mercado.
Gibraltar nunca será español, ni parcial ni totalmente. Por lo que pido a todos nuestros ciudadanos que ignoren estos ruidos.

Nuestro trabajo se centrará en las cuestiones más apremiantes a las que debemos enfrentarnos. En lo que todos debemos centrarnos ahora es en reorientar y proteger nuestra economía.

Permítame transmitir hoy a la ciudadanía que sabemos que somos capaces de cumplir nuestros compromisos electorales en materia de crecimiento económico durante esta legislatura. De esto, no tenemos ninguna duda. Es cierto que será más difícil y que tendremos que afrontar nuevos retos.

Por supuesto, no podemos subestimar la importancia y el impacto potencial que la decisión de abandonar la UE podrían tener en nuestra comunidad.
Pero también estamos completamente convencidos de que los elementos básicos de nuestra economía y las finanzas del Gobierno siguen siendo más sólidas que nunca.
De hecho, Gibraltar está mejor posicionado hoy que nunca en su historia para hacer frente a una decisión como la que hoy ha tomado el pueblo británico.
Incluso si nos enfrentamos a una tormenta perfecta —si queremos usar una analogía meteorológica—, estamos preparados para afrontarla. Y para hacerlo bien. Esto significa que las cuestiones que desde hace mucho tiempo hemos identificado como prioridades para la comunidad no se verán afectadas a medida que avancemos.

Habrá muchas cuestiones que deberemos abordar en los próximos meses, que plantean interrogantes de índole jurídica e incluso constitucional.

Por razones obvias, es mejor que discuta algunas de éstas en privado con el líder de la oposición.
Lo último que necesitamos hacer es informar a aquellos que no desean nuestro bien de nuestros pasos para asegurar un buen futuro en este nuevo contexto que el Brexit plantea a Gibraltar y a su pueblo.

También formaré grupos de trabajo y comités que incluirán a los diputados y a terceros que puedan ayudar a trazar el camino que seguiremos en un nuevo mundo, fuera de la UE.

Señor Presidente —y digo esto con el máximo respeto— dirigiéndome también al público en general: debemos resistirnos a actuar de forma refleja o apresurada a lo que innegablemente constituye una decisión trascendental.
Como dije esta mañana, es momento de reflexión.
A medida que la emotividad del momento se vaya desvaneciendo, nos adentraremos en un período que exige diligencia, diplomacia y serenidad a la hora de pensar y actuar.
Sabemos que, independientemente de su posición en el referéndum, el pueblo británico respalda ampliamente a Gibraltar y a su pueblo. El pueblo de Gran Bretaña no nos decepcionará.
Nuestros lazos con nuestros amigos en el Parlamento británico son fuertes.
Hemos trabajado y seguiremos trabajando estrechamente con los departamentos del Gobierno del Reino Unido, como el Foreign Office y el Tesoro, para garantizar que nuestra asociación siga floreciendo y sea productiva para el bien de Gibraltar.
La fuerza de nuestras relaciones intergubernamentales y nuestra sólida reputación, verificada objetivamente, nos serán de gran ayuda a medida que avanzamos para proteger y promover nuestros intereses económicos.

Señor Presidente, en este sentido, el Gobierno comenzará a desarrollar una serie de medidas y estrategias en las próximas semanas y meses diseñadas para guiar a Gibraltar a través de la nueva realidad que se perfila ante nosotros.

Es importante que trabajemos codo con codo con el Reino Unido y que hagamos cada cosa a su tiempo.

Puedo asegurar a este Parlamento que el Gobierno está preparado para adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el Congreso de Gibraltar y así lo haremos.

Esta tarde, me reuniré con la Asociación del Juego y las Apuestas de Gibraltar (Gibraltar Betting and Gaming Association) y con el Consejo del Centro Financiero de Gibraltar (Gibraltar Finance Centre).

Me ha alentado enormemente el apoyo ya expresado por numerosas compañías del sector del juego, que han confirmado que el resultado de hoy no afecta a su compromiso de permanecer en Gibraltar.
El mercado que más les importa es el Reino Unido.

Así, el establecimiento de un mercado común entre Gibraltar y el Reino Unido ha sido la cuestión principal sobre la que llevamos mucho tiempo tratando con el Reino Unido. Estamos seguros de que esto es perfectamente realizable.

También me reuniré hoy con la Federación de Pequeñas Empresas (Federation of Small Businesses) y con la Cámara de Comercio (Chamber of Commerce).

El lunes, espero poder reunirme con el sindicato Unite the Union, con la GGCA y con la Asociación de Docentes de Gibraltar (Gibraltar Teachers Association).
También tengo previsto reunirme con el Grupo Transfronterizo, que incluye todos estos grupos y a otros del Campo de Gibraltar.
Debe quedar claro que, tras la declaración del Primer Ministro hoy, no invocará el artículo 50 la próxima semana.

Esto le corresponderá al nuevo Primer Ministro el próximo otoño.

Sobre el terreno, por lo tanto, no habrá cambios inmediatos respecto de la aplicación de los derechos y obligaciones entre nosotros y el resto de la UE.

Señor Presidente, los muchos trabajadores transfronterizos que vienen a Gibraltar cada día son una parte importante de nuestro éxito.

Seguiremos recibiéndolos con los brazos abiertos y confío en que su entrada a Gibraltar — también la de los turistas y de los que trabajan con y para ellos — no sea obstaculizada en el futuro.

Hoy he hablado con Juan Franco, el alcalde de La Línea de la Concepción, y con Juan Carlos Ruiz Boix, el alcalde de San Roque acerca de esto.

Espero reunirme con ellos en los próximos días y semanas.

Señor Presidente, me ha conmovido el apoyo que el pueblo de Gibraltar ha mostrado esta mañana a mi Gobierno para el liderazgo de nuestra comunidad en los próximos días.

Toda la nación puede tener la certeza de que el Gobierno tiene la energía, la capacidad, la facultad, el compromiso y el entusiasmo necesarios para trazar un camino claro y firme en los próximos meses y años.

No faltarán los desafíos.

Pero, una vez más, Señor Presidente, siempre han estado ahí. Hasta cierto punto, no es algo nuevo para los gibraltareños. Otra montaña que escalar.

Y yo —como sin duda también todos los diputados aquí presentes— tengo enorme fe en la resistencia y el espíritu de los gibraltareños para superar tales desafíos.

Juntos, lo superaremos. Trabajando duro, lo superaremos. Ya lo hicimos en el pasado.

Y lo volveremos a hacer.

Gracias, señor Presidente.