Picardo recuerda que “solo Gibraltar está democráticamente legitimado para negociar sobre su futuro”

0
198

El Gobierno de Gibraltar quisiera expresar su preocupación por la frase pronunciada de refilón en una entrevista esta mañana en la emisora Cadena Ser por parte de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en la que hacía referencia a “negociar un nuevo estatus para Gibraltar entre España y el Reino Unido”.

El Ministro Principal del Gobierno de Gibraltar, Fabián Picardo, declaró: “González Laya ha efectuado muchas referencias positivas en los últimos meses al estilo, formas y talante de las negociaciones venideras. Ha adoptado una posición que no ha sido hostil hacia Gibraltar. Ello ha sido acogido con gran satisfacción por mi Gobierno. Su referencia de hoy en una frase pronunciada de refilón, conforme enumeraba una lista de cuestiones que tiene pendiente de resolver en su agenda como ministra, se produjo en respuesta a los rumores sobre su posible incorporación a un puesto destacado en la Organización Mundial del Comercio. No se trataba de una postura política expresada como respuesta a una pregunta sobre Gibraltar. No obstante, debe quedar claro que el Gobierno de Gibraltar no dejará sin respuesta ninguna insinuación, por tangencial que sea, de que el “estatus de Gibraltar” puede ser negociado “para Gibraltar” por otras partes que no sean el Gobierno de Gibraltar. Es, sin lugar a dudas, inaceptable para Gibraltar el sugerir que cualquier “negociación” de este tipo pudiese tener lugar “entre España y el Reino Unido”.

Tengo muy claro que quiero mostrarme proactivo y positivo en las negociaciones sobre el Brexit y a la hora de garantizar que alcancemos nuevos acuerdos para preservar y mejorar la movilidad tanto como sea posible y, de este modo, asegurar la prosperidad de Gibraltar y de toda la región que nos rodea. Pero un aspecto debe quedar meridianamente claro: seré yo el que negocie para Gibraltar. Nadie más está democráticamente facultado para hacerlo y ningún tercero puede acordar nada para el Pueblo de Gibraltar con la más mínima credibilidad democrática. Proponer el regreso a un bilateralismo anticuado entre el Reino Unido y España respecto a Gibraltar en relación con las negociaciones de los acuerdos que deberán formalizarse para el futuro posterior al Brexit incompatible con la legitimidad democrática y no será una herramienta persuasiva en las conversaciones venideras”.