Podemos exige archivar la modificación del planeamiento urbanístico iniciada por el PP en Marbella

0
121

Durante el pleno extraordinario del 13 diciembre de 2018 se aprobó de urgencia la modificación del artículo 143 de las normas urbanísticas, lo que permitirá la ampliación en edificabilidad para locales comerciales e industriales ya existentes –sin alterar su configuración exterior–, en edificios dedicados a usos productivos e industriales.

Su principal objetivo es potenciar y fortalecer dichos usos justificándose en un “trato diferenciado”, admitiendo que ya se viene dando a las instalaciones hoteleras.

Desde la formación apoyan ese impulso pero están en contra de lo que consideran una maniobra dirigida a favorecer a un particular, ya que, de acuerdo con la normativa urbanística en su aspecto garantista para la ciudadanía, dichos cambios han de estar justificados entorno a dos aspectos:
1. Que se justifique la existencia de una demanda generalizada del sector.
2. Que revierta en el beneficio del interés general cumpliendo con la normativa andaluza que establece la compensación: mediante cesión de aprovechamientos o mediante compensación económica que revierta de igual modo en nuestro municipio por la plusvalía generada.

Se trataría de una modificación “a la carta” para otorgar al sr. de La Cañada una licencia que le permitirá aumentar la edificabilidad en más de 2.200 metros cuadrados, y que hasta ahora se le denegaba por no ajustarse al plan vigente y haber copado ya toda su edificabilidad.

Todo lo anterior se suma al reciente acuerdo aprobado, tan lesivo para nuestro municipio, mediante el que el PP, OSP y PSOE, en perfecta sintonía, han decidido echarle un cable a la empresa del sr. Olivo ante el proceso judicial penal pendiente en el que el fiscal solicita 18 años de cárcel y una importante indemnización económica.

El posicionamiento en el pleno de la concejala Victoria Mendiola dejaba claro su voto en contra a dicha modificación urbanística:
• Por ser “un traje a medida” exclusivamente para La Cañada, una legalización encubierta que vio frustrado, en el año 2014, su ampliación para el desembarco de la multinacional Primark.
• Por no revertir en el interés general e ir en detrimento de Comercio local y del centro a los que, atendiendo a los requisitos técnicos, no pueden por no tener alturas cercanas a los 5 metros necesarios.
• Por no constar petición alguna en este sentido según la propia Asociación de Comerciantes ni por parte del sector industrial.

Es una vergüenza para nosotras y, así lo recordaremos siempre, que las prioridades para este equipo de gobierno sean las de complacer las demandas del señor de la Cañada mientras abandonan otras cuestiones tan vitales como es el de dar solución a la grave situación de acceso a la vivienda y al desarrollo de un, cada vez más necesario, Plan de Vivienda y Suelo que planifique el desarrollo de vivienda pública en alquiler justo para las miles de personas en el municipio más desigual que existe en España y donde acceder a un alquiler es también uno de los más caros de nuestro país ”, ha zanjado Mendiola.