El PSOE denuncia que en 3 meses PP y OSP han privatizado servicios municipales en Marbella valorados en 48 millones €

0
198

El concejal portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Bernal, ha denunciado hoy que en tres meses de Gobierno de Partido Popular y Opción Sampedreña han sacado a concurso privatizaciones por valor de 48.127.694 euros, algo que a su juicio es “el precio de la moción de censura”.

Bernal ha recordado que el PSOE denunció que el servicio de iluminación se iba a externalizar, y “el PP lo negó”, argumentando que se trataba de un plan de eficiencia energética. “Es una privatización con mayúscula cuyo servicio no cubrirán los trabajadores municipales y que nos va a costar 25.211.766 euros en 15 años”, declaró y añadió que se trata de “un concurso público millonario”.

Acto seguido “sacaron a concurso la privatización de la práctica totalidad de las instalaciones deportivas, es decir, conserjería, limpieza y mantenimiento del Serrano Lima, Carlos Cabezas, Vigil de Quiñones y Arroyo Primero por 3.094.928 euros en dos años”.

A esto se une la privatización del servicio de jardinería por valor de 19.800.000 euros en tres años prorrogables a otros tres. Además la privatización se produce “después de haberse gastado varios cientos de miles de euros en cambiar la jardinería de Ricardo Soriano con una muestra clara de despilfarro y caos en el servicio. Despilfarro que pagamos todos de nuestros bolsillos por el antojo de la señora Muñoz”.

Próximamente, se sumará la privatización “del varadero y la gasolinera del puerto deportivo de Marbella”. Además de diferentes contratos menores como la limpieza de grafitis o la limpieza de las islas ecológicas que son acciones previas a más privatizaciones.

Con estos datos, más de 48 millones de euros, “a nadie se le escapa que el gobierno del PP y de OSP ha abandonado los barrios, ha eliminado las obras que teníamos previstas, ha dejado aparcadas las políticas sociales y ha destinado todo el dinero a privatizar y privatizar”.

“Desde el PSOE nos oponemos a estas privatizaciones millonarias por cuatro razones básicas que van a mermar profundamente al Ayuntamiento y a la ciudad en los próximos años: el alto coste de inestabilidad de la plantilla actual al aplicar en 2020 el plan de ajuste; la inestabilidad laboral y el fin de las bolsas de trabajo, la deficiencia en la prestación de servicios y el abandono de empresas locales”, señaló.

Según Bernal, en las privatizaciones prima el criterio de rentabilidad privada frente al criterio de estabilidad laboral, y añadió que “con el gobierno del PSOE impulsamos las bolsas de empleo, una forma justa de cubrir los puestos que surgen en el ámbito municipal ya que se cubren con unos baremos que establecen la igualdad de oportunidades para todos. En este caso los criterios son igualitarios y justos”.

Bolsas de trabajo

Con la privatización de los jardines, la iluminación y las instalaciones deportivas las esperanzas de contratación de los 150 jardineros, 50 operarios, 40 electricistas y 40 conserjes mantenedores son prácticamente mínimas o nulas, dijo el concejal, y añadió que “tras más de un año preparando un proceso selectivo en igualdad de oportunidades para la creación de bolsas por primera vez en la historia de este Ayuntamiento, el gobierno del PP y OSP vuelve al sistema de la elección a dedo de los trabajadores, esta vez por la vía de las empresas privadas”.

“Además, el contrato menor de la limpieza de grafitis, de 21.000 euros, no es más que el paso previo de la privatización de la pintura, y también acabar con la esperanza de los 20 pintores de la bolsa”, dijo, y puso de manifiesto que “el bipartito PP-OSP no ha sacado las bolsas para cubrir arquitectos, ingenieros y abogados, con 50 plazas ni la de informadores turísticos también con 50 plazas, pese a que las bases se aprobaron en la Junta de Gobierno de abril pasado siendo yo el alcalde”.

Esta política de “total derroche y despilfarro” que aplica el Partido Popular y Opción Sampedreña además no permite que las empresas locales puedan optar a dichos concursos, dijo y añadió que “estos concursos que suponen más de 48 millones de euros son procedimientos a los que no se les da la debida publicidad, especialmente engorrosos y con cifras a los que ninguna empresa de Marbella y San Pedro pueden optar”.
La privatización de estos servicios, “además de inutilizar las bolsas de trabajo y tener sueldos precarios, no garantiza una prestación de servicios públicos a la altura. La empresa privada va a buscar mayor beneficio a menor coste y el gobierno del PP, como ha ocurrido en la zona azul, el agua u otras privatizaciones ya hechas, no va a trabajar para garantizar una perfecta prestación de servicios. Por lo tanto despilfarro y beneficio para unos pocos”, declaró.

Obras en los barrios y plan de ajuste

En su opinión, “aquí están esos 36 millones de euros que el PP y OSP se han saltado del techo de gasto. Se han reducido las ayudas, por ejemplo, para los dependientes, para gasolina para la policía, formación, viviendas sociales, han dado carpetazo al centro de drogodependientes o han eliminado todas las obras previstas y proyectadas en los barrios”
Además, esto “nos pone en una situación muy complicada para Marbella a partir del año 2020, año en el que se ha de aplicar el plan económico financiero, plan de ajuste, para corregir el que PP y OSP se haya saltado el techo de gasto con creces”, apuntó.

Sólo las privatizaciones llevadas a cabo en estos meses suponen un gasto fijo de 6.549.249 euros que no existían en el año 2017. “a ello le sumamos el incremento del IPC, de la masa salarial y del coste energético, entre otros. El Ayuntamiento se va a ver sometido a un severo plan de ajuste que seguramente incluirá subida de impuestos y posiblemente una reestructuración de la plantilla”, dijo.

“En definitiva, derroche, despilfarro, abandono de los barrios y cortar las posibilidades de empleo de muchas familias, además teniendo en cuenta además que desde que el PP regresó al gobierno han regresado también sus nefastas cifras de empleo en Marbella y San Pedro”, concluyó.