El PSOE destaca que la Renta Mínima de Inserción Social beneficiará a unas 700 familias esteponeras

0
501

El diputado autonómico del PSOE, Diego Pérez y el secretario de Diversidad del PSOE en Málaga, Carlos Suffo, han destacado que la nueva Renta Mínima de Inserción Social que la Junta de Andalucía pone en marcha este año “demuestra el compromiso de Susana Díaz reconociendo, ampliando y presupuestando derechos” para aquellas personas que más lo necesitan.
Ambos dirigentes han comparecido hoy en rueda de prensa junto a las secretarias de Organización y Política Municipal del PSOE esteponero, Emma Molina y Consuelo Ortega, respectivamente. Pérez ha explicado que la puesta en marcha en 2018 de la Renta Mínima de Inserción Social con la que se pretende atender a las personas más vulnerables demuestra el compromiso del Gobierno andaluz liderado por Susana Díaz con aquellos que más lo necesitan “para no dejar a nadie atrás”. En el presupuesto andaluz se han incluido más de 198 millones de euros para este nuevo derecho social y en la provincia malagueña podrían beneficiarse más de 6.600 familias, de las que unas 700 serán de Estepona, según ha estimado el dirigente del PSOE, una partida dentro de unos presupuestos andaluces que “son una apuesta clara del compromiso social y del refuerzo de los servicios públicos en Andalucía y en Málaga”.
“La Renta Mínima, recogida en el Estatuto de Autonomía como derecho social, se incorpora como prestación garantizada en el Catálogo de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía gracias al compromiso del Gobierno de Susana Díaz”, ha explicado Pérez, detallando que se trata de una prestación económica mensual del 78% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), calculada en doce mensualidades, con una aportación de entre 419 y 779 euros mensuales por 12 meses prorrogables por periodos de seis si persisten las circunstancias de su concesión, a diferencia de los seis del actual Ingreso Mínimo de Solidaridad.
Esta prestación, que prevé un total de 819 millones entre 2018 y 2021, beneficiará cada año en Andalucía a más de 45.000 unidades familiares, unas 120.000 personas, de las que unas 14.700 corresponden a nuevos colectivos no incluidos en el vigente Ingreso Mínimo de Solidaridad, que son personas inmigrantes y los mayores de 65 años con menores a su cargo, y las de edades comprendidas entre los 16 y 24 años siempre que concurran las circunstancias excepcionales que motivaron la concesión, como ha señalado Pérez.
Entre los requisitos, ha asegurado Suffo, se estipula que la unidad familiar esté empadronada de forma estable en un municipio de Andalucía desde al menos un año antes a la fecha de la solicitud y que el solicitante tenga una edad de entre 25 y 64 años y esté inscrita como demandante de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE).
Además, el Servicio Andaluz de Empleo, junto con los servicios sociales comunitarios del municipio donde resida la persona solicitante, diseñará un plan de inclusión sociolaboral personalizado. “Los socialistas no sólo nos comprometemos socialmente sino que lo traducimos presupuestariamente y reconociendo derechos”, ha asegurado Suffo, denunciando “el relato” del PP, que en septiembre de 2017 vetó una iniciativa legislativa popular en el Congreso por parte de UGT y CCOO con más de 700.000 firmas para la renta mínima.