El PSOE de Manilva denuncia “que el equipo de gobierno municipal rechaza hacer una auditoría externa”

0
216

El alcalde de Manilva, Mario Jiménez (Compromiso Manilva) y su socio de gobieno Izquierda Unida, han rechazado en la sesión plenaria celebrada ayer la propuesta planteada por el PSOE de llevar a cabo una auditoría externa que se encargue de “poner luz a las constantes, reiteradas y permanentes irregularidades advertidas incluso por el propio interventor municipal”

Desde el PSOE se considera necesario que “se clarifique la maraña administrativa, absolutamente opaca, en la que el equipo de gobierno ha convertido la administración municipal en solo unos meses de desgobierno”. “El volumen de compras de determinados suministros, no se corresponde con los trabajos realizados desde el ayuntamiento”.

“Al cúmulo de irregularidades se suma la frenética carrera por privatizar los servicios municipales emprendida por IU en el consistorio. Así, el equipo de gobierno de Manilva ha puesto en manos privadas la gestión de servicios deportivos municipales, la ejecución de obras menores que podrían acometerse perfectamente por empleados municipales, etc…”, asegura el portavoz del grupo municipal socialista, Diego José Jiménez.

Además, hay que añadir que “parece que tenemos que acostumbrarnos, pleno tras pleno, a aprobar reconocimientos extrajudiciales de crédito que no solo no cuentan con la debida consignación presupuestaria sino que, en muchos casos, se aprueban obras en las que nos existe procedimiento de contratación ni ningún tipo de control por parte de los técnicos municipales”.

Añadió que “resulta sorprendente que una formación política que dice defender lo público en Manilva estén haciendo justamente lo contrario sin el más mínimo pudor”. La pregunta es obvia, “¿por qué impiden que haya luz en su gestión con esta auditoría que hemos solicitado, qué tienen que ocultar?”.

Por último, desde el PSOE se recordó que hace escasos días el interventor municipal emitió un informe en el que asegura textualmente que ‘siguen existiendo contrataciones menores en que los presupuestos no vienen en sobre cerrado y no son abiertos por la mesa de contratos menores’”.

Además, añadió que “existen obras que carecen de memoria o proyecto sobretodo cuando son ejecutadas por la Administración, lo que hace imposible el cálculo del coste de la actuación ni el porcentaje del coste que ha sido contratado con terceros, lo que impide el ejercicio de la fiscalización de los expedientes”.

Asimismo aseguraba que “la adquisición de suministros resulta imposible controlar a que actuación se imputan debido tanto a la poca información que los proveedores facilitan en sus facturas como a la inexistencia de memoria o proyecto en obras por Administración”.