El PSOE de Marbella pide al Ayuntamiento un Plan integral de instalaciones deportivas

0
143

El concejal portavoz del Grupo Municipal Socialista José Bernal ha anunciado hoy que el PSOE llevará una moción al próximo pleno de la corporación en la que se propondrá que el Ayuntamiento estudie la viabilidad de poner en marcha un Plan Integral de instalaciones deportivas que incluya, entre otras, un nuevo estadio municipal, y que deberá ir vinculado directamente a la redacción del nuevo PGOU, donde habrá que reservar las parcelas necesarias.

El edil ha recordado que, en el Plan General de 1986, actualmente vigente, no existen terrenos para construir nuevas instalaciones deportivas y que el anterior, anulado por el Tribunal Supremo en noviembre de 2015, “tampoco contemplaba parcelas municipales para dichas infraestructuras”.

Por ello, puso de manifiesto que en la moción que se llevará a pleno se incluirá que en la elaboración del nuevo Plan General se contemplen las parcelas públicas necesarias para poder implementar las necesidades de infraestructura que proponga la Mesa del Deporte, que se creó durante el mandato anterior y que no se ha vuelto a convocar.

“No podemos hacer un plan de infraestructuras deportivas si no existen terrenos para ejecutar las obras”, declaró y añadió que por eso “es fundamental que las resoluciones de la mesa del deporte se trasladen a los redactores del Plan”.

Dijo además que, entre ellas, debe contemplarse parcelas públicas para la construcción de un nuevo estadio de fútbol, una pista de atletismo de cuerda homologada de 400 metros, un pabellón y una piscina olímpica, ya que estas infraestructuras necesitan grandes espacios.

Bernal señaló que las instalaciones deportivas “son la gran asignatura pendiente de nuestro municipio”, y añadió que en los presupuestos de 2018 “vemos que invertir en deportes no es una prioridad para este equipo de Gobierno, ya que a pesar de saltarse el techo de gasto en cerca de 40 millones de euros, el porcentaje total que se va a invertir en instalaciones deportivas es inferior al de ejercicios anteriores. En cuestiones como ayuda y subvenciones, en lo que respecta a la concurrencia competitiva, hay un cero por ciento de aumento respecto a los presupuestos de 2017”.

El edil puso de manifiesto que en los presupuestos de 2018 han desaparecido las inversiones en instalaciones deportivas. Por ejemplo, este equipo de Gobierno no incluye la construcción de una piscina homologada “tan necesaria para nuestros clubes, sobre todo de waterpolo y natación”.

Además de la piscina, en los presupuesto de este año “no está el polideportivo de La Campana, no aparece la reforma del Serrano Lima, ni el Paco Cantos, ni las mejoras del Vigil de Quiñones, ni las actuaciones en la pista de atletismo”, que sí estaban contempladas en las últimas cuentas elaboradas por el PSOE en el Gobierno municipal.

El modelo del Partido Socialista en los dos años de gobierno fue muy claro, “recuperando grandes eventos deportivos como el Grand Prix de Gimnasia Rítmica, que volvió al municipio tras siete años, y haciendo una importante apuesta de futuro como es el Ironman, un triatlón de larga distancia, que cuesta 150.000 euros por edición (firmamos cuatro) y que traerá a Marbella a unas 8.000 personas, incluyendo deportistas y acompañantes, durante cerca de una semana”.

En relación al Ironman, ha recordado que estaban muy avanzadas negociaciones con patrocinadores muy importantes para que cubrieran esa cantidad. El retorno económico de esta prueba para el municipio va a estar por encima de los 12 millones de euros.