Quirónsalud Málaga celebra una jornada sobre trastornos funcionales digestivos

0
240

El Hospital Quirónsalud Málaga celebró el jueves 8 de marzo la Jornada Práctica Quirónsalud sobre Trastornos Funcionales Digestivos, que contó con la presencia de grandes profesionales nacionales e internacionales del sector, como los doctores Fermín Mearin, Enrique Rey, Daniel Sifrim y Ángeles Pérez Aisa.

Tras la bienvenida y presentación por parte del Dr. Tomás Urda Valcárcel, director gerente de los Hospitales Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva; el Dr. Miguel Marcos Herrero, director médico del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva; y el Dr. Pedro J. Rosón Rodríguez, jefe del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva; la tarde se dividió en tres sesiones centradas en el esófago, el síndrome del intestino irritable y el estreñimiento, exponiéndose en cada apartado su fisiopatología, con algún caso clínico y su tratamiento.

¿Qué son los trastornos funcionales digestivos?

Trastornos funcionales digestivos son un conjunto de síntomas que vienen provocados por alteraciones en el normal funcionamiento del aparato digestivo. Uno de los más importantes y frecuentes es el síndrome del intestino irritable. Según el doctor Pedro Rosón, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Málaga, “lo puede padecer hasta el 14% de la población española y la dispepsia funcional supone hasta el 8% de las consultas de atención primaria”.

Así, una de cada diez personas padece síndrome del intestino irritable (SII) y muchas están sin diagnosticar. Esto se debe a la heterogeneidad de los síntomas que presenta y a la falta de un tratamiento claramente eficaz. El doctor Rosón apunta que “la inexperiencia en el manejo de esta patología lleva a muchos especialistas a abordar el síndrome de forma sintomática con fármacos y recomendaciones dietéticas que, en ocasiones, solo resultan útiles de forma parcial”.

El SII una es una enfermedad intestinalque “provoca dolores abdominales y cambios en el tránsito intestinal,alternando períodos de estreñimiento con descomposición o diarrea”. Las personas que lo padecen pueden llegar a sentirse inseguras para seguir con una vida normal ante algunos de estos síntomas.

En el caso del estreñimiento, la persona que lo padece tiene tres o menos evacuaciones a la semana, pudiendo ser además dolorosas. Durante la Jornada se ha puntualizado que “el estreñimiento afecta al 16% de la población mayor de 18 años, llegando a un porcentaje del 70% en mayores de 65 años”.

¿Cómo prevenir el síndrome del intestino irritable y el estreñimiento?

Una alimentación adecuada puede ayudar a prevenir futuros problemas de intestino irritable y estreñimiento. El Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Málaga aconseja que las comidas sean pobres en grasas y ricas en proteínas y fibras, siguiendo la dieta mediterránea. Hay alimentos que además pueden provocar una mayor cantidad de gases, como la col, las legumbres, los frutos secos o las bebidas alcohólicas, por lo que es mejor no consumirlos para evitar dolores o molestias.

“El agua, beber entre litro y medio y dos litros al día, también ayuda a reducir la irritación y a prevenir el estreñimiento”, añade el digestivo. Se recomienda también intentar comer todos los días a la misma hora, así como regularizar las horas de deposiciones, preferiblemente después del desayuno.

Por otro lado, hacer ejercicio es necesario para mejorar la movilidad intestinal, además de evitar situaciones de estrés o ansiedad para evitar irritación intestinal.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se trata de una afección en la que los contenidos estomacales vuelven al esófago, produciendo irritabilidad y otros síntomas. “Cuando comemos, el alimento pasa desde la garganta hasta el estómago a través del esófago. El esfínter esofágico inferior, un anillo de fibras musculares en la parte inferior del esófago, impide que el alimento deglutido vuelva a subir pero, como ocurre en este caso, el anillo muscular puede no cerrarse bien y los contenidos del estómago pueden devolverse hacia el esófago”, expone el doctor Pedro Rosón.

Para prevenirlo, es aconsejable bajar de peso, si se tiene sobrepeso, evitar el alcohol y las comidas fuertes y ácidas y no tomar ciertos medicamentos tales como el ácido acetilsalicílico, el naproxeno o el ibuprofeno ante dolor, sino paracetamol.