Reestructuración del equipo de gobierno de San Roque al asumir el rescate de agua y basura

0
184

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha anunciado una reestructuración del Equipo de Gobierno, justificada por la asunción a partir de enero por parte del Ayuntamiento de los servicios de agua domiciliaria y recogida de basuras, hasta ahora en manos de Arcgisa. También se han llevado a cabo cambios organizativos a nivel técnico, para hacer más ágil el trabajo del día a día.
El primer edil explicó que “estamos afrontando la última etapa del mandato, y vamos a asumir nuevos retos”, principalmente los derivados del rescate de los servicios de agua y basuras. En cualquier caso, aclaró que estos cambios tienen como denominador principal “la continuidad, porque se mantienen las mismas posiciones en general en el Equipo de Gobierno”.
Antes de hacer públicos estos cambios en una comparecencia junto al primer teniente de alcalde, Juan Manuel Ordóñez, el regidor sanroqueño los trasladó a los miembros del gobierno municipal, y a continuación a los máximos responsables técnicos de los distintos departamentos, en un encuentro que tuvo lugar en el Edificio Diego Salinas.
Así, el propio alcalde cede la Delegación de Presidencia al primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo, Juan Manuel Ordóñez, “para encargarse de la coordinación de la acción de gobierno”. La teniente de alcalde delegada de Seguridad Ciudadana, Mercedes Serrano, asume el servicio de agua domiciliaria, y ella a su vez cede al edil de Juventud y Participación Ciudadana, David Ramos, la competencia de Mercadillos. Finalmente, el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos formará parte del organigrama de la Delegación de Obras y Servicios, que dirige el teniente de alcalde José Antonio Rojas, de manera conjunta con Limpieza Viaria.
Ruiz Boix espera que estos cambios “trasladen a la ciudadanía un mensaje de fortaleza en la gestión”, y recalcó que “se mantienen los tres retos que nos fijamos al inicio del proceso del rescate de los servicios de agua y basuras: el mantenimiento del servicio público, el ofrecer un servicio de calidad del que estén orgullosos los sanroqueños y sanroqueñas, y el objetivo de conseguir abaratar el precio de la factura que llega a las familias”.
El alcalde recordó que “el Presupuesto del Ayuntamiento para 2018 contempla un importante incremento en las cuantías destinadas a programas e inversiones. Queremos plasmar el año próximo todas las actuaciones incorporadas en el decálogo que asumimos al principio del mandato, que no es otro que el programa con el que el PSOE se presentó a las elecciones. Nuestro reto es cumplir al cien por cien estos objetivos”.
Añadió que “aparte de estos cambios políticos, se han aprobado una serie de cambios de gestión organizativa interna del Ayuntamiento. Queremos más agilidad en el trabajo y una respuesta a los ciudadanos acorde a sus expectativas. Nuestro reto es dar un servicio de calidad, para que los sanroqueños y sanroqueñas hagan una valoración positiva de la gestión municipal, del Equipo de Gobierno y del alcalde”.
“Quedan 19 meses para que los ciudadanos -indicó Ruiz Boix- nos evalúen con su voto en las elecciones. Se trata, por lo tanto, de apretar el acelerador, agilizar procesos y gestionar de la mejor manera posible”, concluyó.