Salado denuncia el “grave perjuicio” que supone para la provincia de Málaga el bloqueo de la financiación por parte del Gobierno central

0
259

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado, ha denunciado hoy el “grave perjuicio” que está suponiendo para la provincia de Málaga el bloqueo de la financiación de las diputaciones y los ayuntamientos por parte del Gobierno que preside en funciones Pedro Sánchez.

Salado ha lamentado que las entidades locales, como las comunidades autónomas, son “rehenes y víctimas de un chantaje para forzar la investidura del candidato socialista”. “Es un chantaje de la ministra de Hacienda del que son víctimas, en definitiva, todos los ciudadanos, que están sufriendo una merma de los recursos económicos disponibles para acometer obras y mejorar servicios públicos básicos”.

El presidente de la Diputación ha recordado que el Gobierno central “no está cumpliendo con sus obligaciones legales marcadas por la Constitución” y mantiene bloqueada la transferencia a los entes locales del importe de las entregas a cuenta del año 2019, que se estima en unos 1.000 millones de euros, así como sigue pendiente el importe de las liquidaciones definitivas en la Participación en los Ingresos del Estado del año 2017.

Además, Salado ha subrayado que el perjuicio a las corporaciones locales es aún mayor, porque no se ha actualizado la línea de subvenciones estatales que financian determinados servicios públicos locales, como el transporte colectivo, teniendo las entidades locales que hacerse cargo del incremento de costes de 2019, ni tampoco se está cubriendo el esfuerzo presupuestario para atender el incremento de las retribuciones tanto de los funcionarios como del personal laboral del sector público local marcado por el Real Decreto Ley 24/2018.

“Esta menor disponibilidad de recursos, que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha justificado, está suponiendo un impacto directo en los 103 municipios de la provincia de Málaga, paralizando y ralentizado proyectos, inversiones y servicios públicos por un uso partidista inaceptable del Ejecutivo central”, ha manifestado Salado.

El presidente de la Diputación también ha señalado que los malagueños sufren especialmente el bloqueo de los más de 1.300 millones que el Gobierno central adeuda a la Junta de Andalucía, de los que unos 300 millones corresponden a la provincia de Málaga. “Es dinero que nos falta a todos para atender y mejorar servicios públicos básicos como la sanidad, la educación y la dependencia”, ha añadido.