Se ha vivido en la Costa del Sol la Solheim Cup más sostenible de la historia

0
296
.

No es un trofeo cualquiera
El trofeo de la Solheim Cup por el que han luchado estos días los equipos de Europa y Estados Unidos es una copa de cristal fabricada por la prestigiosa firma irlandesa Waterford Crystal. Con un peso de poco más de nueve kilos, la copa mide casi medio metro de altura (49 centímetros exactamente), incluida la base de caoba, y tiene un diámetro de casi 11,50 en la parte superior y de casi 21 en la parte inferior. Además, la zona central del trofeo está ocupada por un óvalo donde aparecen el nombre de Solheim Cup y la silueta de la copa.

La Solheim Cup más sostenible de la historia
Uno de los objetivos de esta edición de la Solheim Cup ha sido conseguir que fuera una de las más sostenibles de la historia y que marcara el camino a seguir en el futuro de la competición. Para ello, se ha contado con un escenario como Finca Cortesín, que usa 100% agua reciclada y que ha sido reconocido con la etiqueta GEO Certified®. La organización del evento creó la novedosa figura del “sustainability partner”, pensada para todas aquellas empresas comprometidas con el medio ambiente que se han unido a la Solheim Cup 2023.

Se ha apostado por empresas locales para todas las necesidades del evento; se ha realizado una eficaz gestión de los residuos generados por los espectadores; y se ha reducido el uso de plásticos y papel. Finalmente, los asistentes han podido calcular su huella de carbono a través de la acción Zero Footprint, instaurada por la Costa del Sol, así como crear con sus propias manos, gracias a PING, unas semillas de distintas variedades de árboles que tras la Solheim Cup de 2023 se sembrarán en la Finca La Almoraima.