Soluciones higiénicas para los aseos que ahorran agua, tiempo y dinero

0
159

A veces no nos paramos a pensar y considerar la importancia que tienen los baños en un negocio o en una empresa. No solo en los baños particulares para los empleados, donde es importante el papel que juegan en un buen contexto laboral. Si no en los baños para clientes o para el público en general, la imagen que se transmite para mejorar la percepción que se llevan los clientes.
Casi el 50% de los empleados de varias empresas, han asegurado el haber vivido situaciones incomodas en los baños de su empresa, falta de papel higiénico, falta de jabón, malos olores… En cuanto a los clientes más del 70% relacionan las malas condiciones de los baños con una mala gestión, llevándose una imagen muy negativa del negocio. Un porcentaje muy alto de estos clientes, si puede no vuelve a entrar en ese negocio, ni lo recomendaría a nadie.
Para solucionar la mayor parte de estos inconvenientes, están los dispensadores higiénicos, con una gran comodidad y seguridad, además hoy en día sus diseños aportan un punto de distinción.

-¿Qué son los dispensadores?
En general un dispensador es una máquina que dispensa o proporciona algún producto, sea cual sea este. Aunque en este caso nos estamos refiriendo a los dispensadores relacionados con el aseo de las personas o la higiene de las instalaciones, como puede ser jabón o papel higiénico. Estos dispensadores pueden ser manuales o automáticos, estos últimos funcionan sin la necesidad de tener que tocar ningún botón.

Los secadores de manos eléctricos.
Después de lavarse las manos en un baño colectivo de cualquier empresa, negocio o instancia pública toca secarlas. Los secamanos eléctrico son los aparatos más habituales para hacerlo. Los secamanos eléctricos expulsan aire caliente, bien apretando un botón o mediante un sensor al acercar las manos. Son muy prácticos para cualquier baño, consumen poca energía y aportan un punto de decoración.
Hay que tener presente que secarse las manos adecuadamente no solo es esencial para una perfecta higiene, sino también para prevenir algunas enfermedades, como puede ser la gripe A.

Dispensadores de papel higiénico, un toque de higiene en el baño.
Las empresas, negocio e instancia públicas encuentran en el dispensador de papel higiénico una forma práctica, fácil e higiénica. De esta forma pueden controlar el consumo de papel, al mismo tiempo que mejoran la imagen. Los dispensadores de papel higiénico, son sin duda la forma más práctica de aseo en cualquier baño.
Con estos aparatos se evita el derroche y desperdicio de papel higiénico, al no caerse el papel al sanitario, ni mojarse. El rollo de papel está protegido de humedad, polvo y de bacterias.

Los dispensadores de jabón, higiene y seguridad.
Lavarse bien las manos, es uno de los mejores y necesarios métodos de higiene. Pero lavarse en un baño público con una porción de jabón deja mucho que desear. El dosificador de jabón , es la solución perfecta. Además si se instalan dosificadores de jabón automáticos, será un plus extra en higiene. Estos dosificadores no necesitan ser tocados para dispensar la cantidad exacta de jabón, la suministran igual que un dispensador normal en cuanto detectan las manos. Esto puede parecer un lujo innecesario, pero no es así, tienen muchas ventajas: son más higiénicos, uso fácil y rápido, son sencillos de limpiar, sin desperdicios, tienen mayor capacidad y aportan un toque de diseño al a la instancia.
Donde adquirir estos dispensadores higiénicos.
En la tienda de accesorios monouso.es además de otros muchos productos, podemos encontrar una gran selección de dispensadores higiénicos, con las mejores opciones del mercado, para de esta forma procurar una respuesta práctica a los intereses del cliente.

Añadir comentario