Turismo Costa del Sol expone en el II Ágora de Turismo Sostenible su estrategia en esta materia

0
175
.

El presidente de la Diputación y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha detallado la estrategia de sostenibilidad de la entidad en la inauguración del II Ágora de Turismo Sostenible, que ha organizado Hosteltur en Málaga, y ha asegurado que “todos los esfuerzos que se hacen por romper la estacionalidad y por distribuir a los turistas en el territorio están en el marco del trabajo que lleva realizando la Costa del Sol desde hace años”.
Salado ha señalado que los esfuerzos de Turismo Costa del Sol se han focalizado, desde el año pasado, en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, ha puesto de manifiesto que la entidad tiene como objetivo trabajar en la descarbonización del sector, con una estrategia basada en tres pilares: la coordinación de las administraciones que gestionan el territorio, el trabajo con las empresas prestadoras de servicios turísticos para que integren la sostenibilidad en la gestión de su negocio y la sensibilización y concienciación de los visitantes.

-Proyecto de compensación en dos fases
El presidente de la Diputación ha indicado que la Costa del Sol ha iniciado un proyecto, este mismo año, para ser el primer destino de España y pionero en Europa en medir la huella de carbono de los turistas y compensarla plantando árboles. Según sus palabras, “se trata de un proyecto que consta de dos partes: una primera, en la que Turismo y Planificación asumió el coste de la compensación de la huella medida; y una segunda, ya activa, en la que los propios turistas son los que pueden compensar su huella mediante una aportación económica a uno de los proyectos disponibles”.
En la actualidad el proyecto de compensación disponible en la plataforma se centra en la repoblación de un área natural que se incendió en 2014, dentro de la apuesta firme por la sostenibilidad, la naturaleza y el medioambiente que Turismo Costa del Sol está llevando a cabo. Tal y como ha detallado Salado, Turismo Costa del Sol ha plantado ya 1.000 árboles para compensar la huella de carbono, en un proyecto piloto, y ha compensado 16 toneladas de Co2. Y ha añadido que, en lo que respecta a la segunda fase, desde Turismo Costa del Sol se está trabajando “en incluir nuevos proyectos en la plataforma de compensación de forma que el turista tenga distintas opciones, todas ellas desarrolladas en la provincial de Málaga, para hacer su aportación económica y contribuir a reducir la huella de su viaje”.
El presidente de Turismo Costa del Sol ha mostrado su satisfacción porque, tal y como ha manifestado, “la Costa del Sol vuelve a ser pionera y se convierte en referente con un proyecto en el que Turismo Costa del Sol lleva tiempo trabajando y que es una muestra más de la clara apuesta que tanto Diputación de Málaga como Turismo Costa del Sol hacen por la sostenibilidad del destino”.
Salado también se ha referido a las acciones que se están diseñando en el marco del Plan de Acción por el Clima de Turismo Costa del Sol, dirigidas a las empresas del destino con el objetivo de facilitarles herramientas que les permitan sumarse a la lucha contra el cambio climático. También ha destacado que el proyecto de la Diputación, Málaga Viva, lleva plantados más de 340.000 árboles en la provincia y está creando bancos de terrenos para reforestar y compensar la huella de carbono. Un proyecto al que se le ha dado difusión en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, las estaciones de tren, las oficinas de Turismo, en redes sociales y en colaboración con las asociaciones del sector.

-Desarrollo turístico unido a sostenibilidad
El presidente de la Diputación ha destacado en su intervención que la sostenibilidad es uno de los mayores indicadores de calidad, prestigio e imagen de un destino. “Y la Costa del Sol debe competir y va a competir en esa liga, porque estamos convencidos de que el desarrollo turístico sostenible debe marcar el eje de las líneas de crecimiento de la Costa del Sol”, ha asegurado.
No en vano, y según los datos de que dispone Turismo Costa del Sol, ha añadido que “cada vez son más los turistas que valoran este aspecto en su criterio de decisión a la hora de optar por el lugar en el que van a disfrutar de sus vacaciones”. A este respecto, Salado ha señalado que la gestión sostenible “se convierte en un factor clave para proporcionar experiencias positivas a los clientes y, en definitiva, para convertir al destino en cada vez más competitivo”. Según esos datos, los turistas muestran cada vez más su voluntad y deseo de reducir el impacto medioambiental durante su estancia, sin que ello suponga perder comodidades en sus vacaciones.
En definitiva, ha indicado Salado, “cada vez más, el turista quiere saber cuánto contamina y quiere compensar ese impacto de su viaje”, lo que, en su opinión, demuestra el impacto positivo de la actividad turística en la provincia y refuerza la sostenibilidad de la industria.
No obstante, ha señalado que, al margen de la demanda cada vez mayor de los turistas de destinos comprometidos con la sostenibilidad, “nuestra obligación es luchar contra el cambio climático y reducir el impacto de nuestra actividad. Incluso de una industria que, comparada con otras, es poco contaminante”. Y ha instado al trabajo tanto de administraciones como de empresas turísticas para conseguirlo.

-Novedades de la calculadora de huella de carbono
El presidente de Turismo Costa del Sol ha indicado que desde la entidad se apuesta por “acompañar y apoyar a las empresas de nuestro destino en la descarbonización de su actividad. Para empezar, estamos trabajando en el desarrollo de una herramienta que permita a los establecimientos hoteleros medir su huella de carbono y elaborar su plan de reducción. También lo hacemos para que los eventos, como el que hoy nos ocupan, sean cada vez más sostenibles y dejen la menor huella posible”.
Desde la entidad que preside se considera necesario trabajar para mitigar el avance del cambio climático y también adaptarse a las nuevas condiciones climáticas, por lo que, tal y como ha avanzado Salado, a la herramienta anterior se ha incorporado la posibilidad de que el establecimiento mida su huella hídrica y desarrolle un plan de actuaciones dirigido a reducir su impacto en los recursos hídricos.
Salado ha puesto de manifiesto que el objetivo, en definitiva, es hacer frente al principal reto para los próximos años, “seguir avanzando en la descarbonización de la actividad turística en la Costa del Sol, con la implicación de administraciones, sector privado y por supuesto nuestros visitantes”. Y trabajar para que “ese impacto ambiental negativo que puede dejar la actividad turística se transforme en una oportunidad de mejora y regeneración de nuestro entorno”. Por ello, ha concluido, se está trabajando de forma directa “en proyectos de mejora de nuestros ecosistemas y también en facilitar a los usuarios de la calculadora de huella de carbono la colaboración en proyectos de conservación y restauración que se llevan a cabo en la provincia de Málaga”.