Una empresa promueve un parque eólico marino de 310 Km 2 entre Benahavis y Castellar

0
154
.

La empresa IberBlue Wind, formada por la irlandesa Simply Blue Group y las españolas Proes Consultores y FF New Energy Ventures, proyectan poner en marcha “Nao Victoria”, un parque eólico marino flotante que se situaría frente a las costas del Campo de Gibraltar y de la Costa del Sol.

El parque contaría con 990 megavatios (MW) de potencia instalada y ocuparía una superficie de 310 kilómetros cuadrados, uniendo así el litoral de ambas provincias con 55 aerogeneradores que evacuarían la electricidad mediante las subestaciones energéticas en Los Barrios, Castellar, Benahavís y Ventilla.

El grupo de renovables ha indicado que ya ha remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el Documento Inicial de Proyecto, que incluye sus características técnicas.

De forma paralela, ha iniciado los contactos con las instituciones regionales y locales, así como con los colectivos de la zona, a fin de recoger todas las aportaciones y dotar al proyecto de la máxima transparencia e integración en el territorio.

La empresa destaca que para su puesta en marcha requieren la “estrecha colaboración” con los puertos cercanos de Cádiz y Málaga, y que con su ceración “darán miles de puestos de trabajo”, tanto en la fase de construcción como en las labores de operación y mantenimiento de los aerogeneradores.

La ubicación
Los aerogeneradores se ubicarían a una distancia de 25 a 40 kilómetros de la costa, lo que contribuiría a reducir el impacto de la instalación, que estaría sustentada sobre plataformas flotantes ancladas al lecho marino. Esta tecnología permite ubicar los aerogeneradores a mayor profundidad del mar, lo que solventa la dificultad que supone la estrecha plataforma continental con que cuenta la Península Ibérica.

“Es una zona con un gran potencial de desarrollo en energía eólica marina flotante y con este parque queremos contribuir a que la región se posicione como un referente de la eólica offshore”, indicó el vicepresidente de IberBlue Wind, Adrián de Andrés.

Por otro lado, De Andrés ha declarado en el diarip La Opinión de Málaga que pretenden que esté activo en el año 2030.

El nombre del proyecto
Nao Victoria es un homenaje al buque de la expedición Magallanes-Elcano que completó la primera circunnavegación de la Tierra en el siglo XVI, es el primero de los proyectos con los que IberBlue Wind se presentará a las subastas públicas, que deberían tener lugar en los próximos meses.

Además de en Andalucía, la compañía, con el objetivo de estudiar oportunidades de negocio en torno a los dos gigavatios (GW) en eólica marina flotante en la península ibérica, está trabajando en el desarrollo de otros proyectos en Galicia y en Portugal, otra zona estratégica para el consorcio.

Dejar respuesta